Ex presidente Portillo acepta enfrentar justicia

Guatemala(AP). El ex presidente Alfonso Portillo aceptó ser extraditado a Guatemala para enfrentar acusaciones de corrupción en su contra, en donde al llegar, hoy martes, expresó que tiene fe en que el gobierno no presionará al sistema judicial.

"Montaron un espectáculo durante cuatro años y medio (del pasado gobierno de Oscar Berger), me persiguieron de manera salvaje e indiscriminada", aseguró el ex gobernante (2000-2004) a periodistas antes de comparecer ante un juez para prestar su primera declaración judicial.

Ahora, "tengo fe que no hay un gobierno que presione al sistema judicial. Creo en la honorabilidad de la justicia", agregó.

El fiscal general Amílcar Velázquez Zárate expresó a la AP que contra Portillo pesan acusaciones de "peculado, que es sustraer o permitir que se sustraigan bienes del estado y al agotar sus recursos contra la extradición, las autoridades mexicanas lo entregaron".

La Procuraduría General de la República de México informó en un comunicado que "el pasado tres de octubre, Portillo Cabrera presentó (un) escrito por el cual manifestó su consentimiento expreso en ser extraditado".

Portillo expresó a los reporteros que "estoy presente para enfrentar una acusación que hizo el ministerio Público, no con pruebas sino con referencias".

Señaló que para que el delito de peculado se configure se "necesita (de) elementos como que la persona acusada ejecute gasto y tenemos una nota de la Contraloría General de Cuentas que el presidente no ejecuta gasto".

En la audiencia a la que concurrió tras arribar a la capital guatemalteca en un avión de la mexicana Procuraduría General de la República, el juez debía analizar si el ex presidente va a prisión preventiva mientras se ventila el proceso en su contra.

A Portillo lo buscaba la justicia guatemalteca ya que durante su gobierno autorizó una transferencia de unos 16 millones de dólares para el ministerio de la Defensa, fondos que luego fueron desfalcados por oficiales del ejército, según el proceso.

El delito tiene una pena de tres a diez años y una multa de 66 a 660 dólares.

Numerosos escándalos de corrupción fueron protagonizados por cercanos colaboradores de Portillo durante su gestión.

En febrero del 2004, Portillo huyó a México desde San Salvador, luego de salir de madrugada por un paso fronterizo hacia ese país. Horas antes de salir de Guatemala había perdido la inmunidad que le amparaba de la persecución penal por ser diputado al Parlamento Centroamericano.

Desde finales de octubre de 2006, abogados de Portillo lucharon por evitar su extradición.

A su llegada al país, algunas personas en la calle y en tribunales le aplaudieron y saludaron.

"Al pueblo de Guatemala le digo que mi corazón, mi alma y mi vida las voy a entregar por ellos", expresó el ex presidente antes de ingresar al tribunal.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes