Ex rehén colombiano se reencuentra con su carcelero

BOGOTA (AP). El ex congresista Oscar Tulio Lizcano, secuestrado por ocho años en poder de las FARC, se reencontró con el comandante rebelde que fue su carcelero y a la vez quien le sacó de su cautiverio fugándose ambos del campamento insurgente.

Lizcano y Wilson Bueno Largo, alias Isaza, se reunieron la víspera por más de una hora en la sede de un batallón militar en Pereira, ciudad a unos 175 kilómetros al oeste de Bogotá, donde el insurgente permanece en custodia castrense.

El encuentro fue "muy conmovedor, le di un abrazo muy caluroso...hablamos largo rato", dijo Lizcano a la emisora Caracol. Quería, agregó el ex congresista, "darle animo y que no se sintiera sólo porque yo siempre voy a estar pendiente y acompañarlo".

Dijo que el rebelde asegura estar decidido a aceptar una oferta oficial de salir del país rumbo a Francia, cuyo gobierno propuso a fines del 2007 recibir en su territorio a guerrilleros desmovilizados, una forma de colaborar con Bogotá en la liberación de secuestrados en manos de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"El si está decidido para irse para Francia", dijo Lizcano, de 62 años, quien no veía al insurgente desde fines del mes pasado tras su fuga.

Lizcano y Bueno escaparon de un campamento rebelde a fines del mes pasado y después de huir tres días en medio de la selva se toparon el 26 de octubre con una patrulla militar en una zona del Chocó, al oeste del país. El gobierno ha ofrecido pagarle al rebelde una recompensa de unos 400,000 dólares por ayudar a acabar con el largo cautiverio del ex legislador, pero no se ha informado oficialmente todavía sobre si ya se ha hecho ese pago o cuándo podría marchar Bueno al país europeo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes