Ex rehenes piden a Bentancourt que utilice su influencia

BOGOTA (AFP). Los soldados y policías colombianos rescatados hace un año de manos de las FARC invitaron hoy sábado a su ex compañera de cautiverio Ingrid Betancourt a usar su "influencia" y "proyección" mundial para buscar la libertad de 22 rehenes que siguen en poder de esa guerrilla.

"Hago votos para que las personas que puedan ayudar a la liberación de mis compañeros los hagan. Ingrid Betancourt tiene el liderazgo, la influencia y proyección internacional necesarios para encontrar la fórmula que les permita regresar al seno de la sociedad", dijo a la AFP el capitán Raimundo Malagón.

El oficial del Ejército que paso diez años en manos de la guerrilla, es uno de los 11 uniformados que fueron rescatados en forma incruenta el 2 de julio de 2008 en la llamda operación Jaque, junto a Betancourt y tres estadounidenses.

"Existen sólo dos caminos para que nuestros compañeros se encuentren con la libertad: uno, a través del rescate y el otro es que entre todos hagamos una fuerte presión a esa guerrilla para que los libere y en eso Ingrid es la persona que más puede ayudar", aseguró por su parte el sargento William Pérez.

Pérez hizo las veces de improvisado enfermero de Betancourt en la selva y, según ella misma relató a la prensa, la salvó de morir y la cuidó de enfermedades tropicales como el paludismo que pusieron en riesgo su vida.

La madre de Pérez, Carmen Medina, dijo que en sus oraciones diarias pide por los 22 uniformados que siguen en la selva como rehenes de las marxistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Me da mucha tristeza por ellos, espero que Dios les conceda la bendición de salir de allá, pero desde aquí los que sufrimos este flagelo debemos ayudar. Desde mi hijo y yo con nuestra humildad hasta la doctora Ingrid con su enorme influencia como figura internacional", manifestó.

Los 11 militares y policías rescatados en la operación Jaque se reunieron este sábado en el Club Militar de Bogotá, como parte de las celebraciones previstas al cumplirse el primer aniversario del operativo.

El mayor de la policía, Javier Rodríguez, dice que el cautiverio de sus compañeros que siguen en la selva "es un dolor que se lleva muy adentro"."Hoy sentimos una felicidad que no es completa, la situación de nuestros compañeros nos duele profundamente, porque su plagio no es problema de unas cuantas familas, sino un problema nacional", puntualizó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes