Ex representantes quieren volver al Congreso

Algunos antiguos miembros del Congreso esperan que el 2014 sea el año de su reincorporación a las labores legislativas.

La popularidad del Congreso se encuentra casi en cifras récord por lo bajo, pero varios ex representantes republicanos intentan recuperar sus antiguos escaños. Entre los demócratas, la ex representante Marjorie Margolies, que perdió la banca hace dos décadas tras emitir el voto decisivo en el plan presupuestario del presidente Bill Clinton, quiere representar nuevamente a los suburbios de Filadelfia.

Con el nuevo año, los republicanos ven un panorama político más favorable ante la debilidad del presidente Barack Obama tras el malogrado lanzamiento de su plan de seguro médico. Mientras tanto, los demócratas intentarán resaltar el historial de los candidatos republicanos en las votaciones legislativas y el movimiento Tea Party, que contribuyó al cierre gubernamental del año pasado.

Los republicanos tienen una ventaja de 31 escaños en la Cámara de Representantes, y algunos de los intentos de reincorporación podrían figurar entre las lizas más reñidas en los comicios del 2014. Algunos antiguos legisladores creen que este año será diferente.

"Hay un sentimiento patente de remordimiento entre los votantes", dijo Robert Dold, un republicano que representó a un suburbio de Chicago antes de perder su banca en el 2012.

En Nueva Hampshire, el ex representante republicano Frank Guinta espera ganar una tercera campaña ante la representante demócrata Carol Shea-Porter, en una liza que seguramente atraerá el interés de los potenciales candidatos presidenciales en este estado que realiza los primeros comicios primarios del país. Guinta, ex alcalde de Manchester, derrotó a Shea-Porter en el 2010 pero perdió el cargo ante ella en el 2012.

Margolies, conocidas como Marjorie Margolies-Mezvinsky durante su paso por el Congreso, intenta volver dos décadas después de perder la banca en la aplastante victoria de los republicanos en la cámara baja en 1994. Esta vez podría recibir ayuda de su hijo Marc, casado con Chelsea Clinton, la hija del ex presidente y Hillary Rodham Clinton.

Un distrito de California al este de Los Ángeles podría ofrecer un consuelo a los ex representantes demócratas Joe Baca o su colega Pete Aguilar, que perdió ante el representante republicano Gary Miller en el 2012en un distrito ganado ampliamente por Obama.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7