Exasesor de Trump defiende "intervención militar" como opción en Venezuela

La intervención militar internacional en Venezuela no es la solución "ideal", pero debe estar "en la mesa" a la hora discutir las opciones ante el caos y la crisis humanitaria que vive el país, afirmó hoy Fernando Cutz, exdirector para Sudamérica del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca.

"No digo que sea ideal la intervención militar internacional. No lo es, pero la verdad es que ahora mismo no veo otra salida que sacando al (presidente venezolano Nicolás) Maduro por la fuerza, la cuestión es cómo", sostuvo Cutz en una conferencia en el centro de estudios Wilson Center.

Cutz, que dejó el trabajo el pasado mes de abril con la salida de H.R. McMaster como asesor de Seguridad Nacional, remarcó que "hay que ser realistas en la situación actual", ya que "Maduro no se va a ir, y no le importa que la gente esté muriendo de hambre y huyendo del país".

En este sentido, apuntó que el flujo de desplazados venezolanos está desbordando la capacidad de la región, y se está convirtiendo en "un enorme problema doméstico en Colombia, para Perú, para Brasil".

"(La intervención militar extranjera) desde luego es algo que debemos tener sobre la mesa, como una posibilidad para discutir. Eliminarla de las opciones de la mesa, es irresponsable", agregó.

El exasesor del presidente estadounidense, Donald Trump, quien también trabajó previamente en el Gobierno de su predecesor, Barack Obama, (2009-2017) aseguró que hubo continuidad entre ambos líderes respecto a Venezuela, pero con el nuevo mandatario se dio "luz verde" para actuar.

"Con la anterior Administración había una cierta cautela. Trump dejó claro desde el primer día que Venezuela era una de sus prioridades. Se asumió que la calamidad en Venezuela era tal que había que actuar", dijo Cutz.

Y puso como ejemplo las sanciones impuestas al vicepresidente económico venezolano Tarek el Aissami, y la congelación de millonarias propiedades en Florida, seguidas por medidas similares contra altos cargos del gobierno de Maduro.

El exasesor destacó que, además, el "giro" hacia el centro en numerosos países latinoamericanos, que dejaron atrás posiciones más izquierdistas, permitió lograr un "consenso" regional en las críticas contra Maduro y facilitó la mayor contundencia en las acciones por Washington.

Las afirmaciones de Cutz se dan luego de que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijera en una reciente visita a Colombia que no descarta una intervención militar en Venezuela para "derrocar" al presidente Nicolás Maduro, declaraciones que han sido fuertemente criticadas por varios Gobiernos y líderes. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes