Exclusiva de AP: Habla pediatra que atendió a niños con bin Laden

ABOTABAD, Pakistán (AP). Para el pediatra Mehar Dil Wazir era un grupo normal de niños, como las decenas que trata diariamente por algún malestar estomacal, tos o resfríos. Pensó lo mismo sobre los dos hombres bien vestidos, que dijeron ser primos, y quienes los llevaban a su clínica.

Sin embargo, unos días después de la incursión del 2 de mayo que mató a Osama bin Laden en esta ciudad en el noroeste de Pakistán, agentes de inteligencia le dijeron que sus pacientes infantiles vivían en la misma casa del líder terrorista. Los hombres que se los llevaron eran los correos más confiables de bin Laden.

"Parecían caballeros", dijo Wazir a The Associated Press el martes, revelando por primera vez su conexión con bin Laden. "Y los chicos tenían buena apariencia y estaban saludables".

Los agentes de inteligencia dijeron al médico de 67 años que lo rastrearon por recetas que había prescrito que fueron halladas en la casa de bin Laden. Lo interrogaron durante varias horas y se fueron, satisfechos de que no hubiera sabido la identidad de sus pacientes.

Los recuerdos de Wazir permiten atisbar un poco más la vida del hombre más buscado del mundo, su familia y sus allegados durante su estada en Abotabad. Es un panorama que todavía sigue envuelto en misterio casi un mes después que bin Laden fue muerto por comandos navales estadounidenses.

El pediatra recordó que los dos hombres le dijeron llamarse Arshad y Tariq, los mismos nombres que dieron a los vecinos que vivían cerca de la residencia de bin Laden. Ambos aparentemente vivían con sus familias, cuidando de bin Laden y sus tres esposas e hijas que vivían en el piso superior de la casa. A los bin Laden, al menos los adultos, nunca se les veía fuera del complejo amurallado.

Los vecinos dijeron que los dos hombres no tenían nada de particular: eran corteses pero no hablaban mucho con los demás en el vecindario. Los recuerdos del médico sugieren que ellos sabían pasar inadvertidos y vivían una vida anónima.

Agregó que los dos le llevaron a consulta varios niños y niñas menores de cinco años, a lo largo de los últimos tres años. Dijo no recordar que hubiese tratado a ninguno de los pequeños por enfermedades graves.

Las autoridades paquistaníes no saben o no han dado a conocer información alguna sobre las vidas de Arshad y Tariq, ni tampoco si estuvieron entre los cuatro hombres y una mujer muertos por los comandos estadounidenses.

Funcionarios norteamericanos dijeron que la CIA centró su atención hace un año en Abotabad después de rastrear llamados telefónicos efectuados por Arshad, también conocido como Abu Ahmed al-Kuwaiti.

Wazir afirmó que Arshad y Tariq le dijeron que los niños eran suyos. Se sabe que bin Laden tuvo varios hijos durante su vida como prófugo. El médico dijo que los niños no parecían árabes, pero agregó que antes de los cinco años era difícil diferenciar entre los chicos árabes y los nativos del noroeste de Pakistán.

Wazir, uno de los pediatras más conocidos de Abotabad, cobra 6 dólares por consulta, más que muchos otros.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes