Exembajador libio en la ONU dice que Gadafi dejará el país pronto

Roma (EFE). El exembajador de Libia ante la ONU Abdel Rahman Shalgam aseguró hoy que el líder libio Muamar el Gadafi está buscando dinero y se prepara para dejar el país en un plazo máximo de dos o tres semanas.

En una entrevista al departamento audiovisual del diario italiano "Corriere della Sera", Shalgam, quien fue ministro de Exteriores de Libia de 2000 a 2009, indicó que la intención de Gadafi es "permanecer lejos" de la Corte Penal Internacional (CPI), en La Haya.

"Él sabe que no existe ya una posibilidad de quedarse en Libia o de gobernar a los libios. Está maniobrando para hacer tres cosas: dejar el país, reunir dinero y estar lejos de la Corte Penal Internacional", dijo el exembajador, quien ahora se sitúa en el bando de los insurrectos al régimen de Trípoli.

"Quizá piensa en Bielorrusia, también en reunir dinero para marcharse. Creo que en el plazo de algunas semanas dejará Libia, dos o tres semanas como máximo", agregó.

Según Shalgam, el líder libio está negociando con países africanos amigos y quizá también con Bielorrusia para buscar una salida que le permita evitar la entrega a la CPI ante la petición de arresto formulada por su fiscal jefe, Luis Moreno Ocampo, bajo acusaciones de crímenes de lesa humanidad.

El exministro de Exteriores de Libia, quien durante muchos años fue hombre de confianza de Gadafi, teme lo que el coronel pueda hacer sobre Trípoli y su población antes de abandonar el país.

"Gadafi es un hombre peligroso: antes de dejar Trípoli no sé qué puede llegar a hacer. Cuento con la fuerza del pueblo de Trípoli, que no tiene la mentalidad de las tribus, sino que posee una cultura pacífica. Los ciudadanos de Trípoli quieren la libertad y estoy seguro de que salvarán la ciudad de la destrucción", indicó Shalgam.

"Espero que quien está en su entorno lo abandone antes de que escape. Cada vez más ciudades se unen a los rebeldes. Cuando las tribus de las montañas que hay detrás de Trípoli avancen también hacia la capital, pienso que alguna división del ejército puede abandonar a Gadafi", añadió.

En su opinión, Gadafi puede llegar a incendiar algún pozo de petróleo antes de marcharse, como hizo el ejército del dictador iraquí Sadam Husein en Kuwait, en concreto los que se encuentran en la zona de Ghadames, en el oeste libio, aunque "los daños no serían muy graves".

"Los pozos petrolíferos están al 40 % en nuestras manos (las de los rebeldes). Los del sur están lejos y Gadafi no puede hacer nada. Sin embargo, en los que están cerca de (la ciudad de) Ghadames, donde estaba el campo de explotación (de la energética italiana) Eni, podría hacer como Sadam en Kuwait", afirmó.

Los jueces de la CPI decidirán en una vista pública el próximo lunes sobre la petición de orden de arresto de Gadafi, su segundo hijo, Saif el Islam, y su cuñado Abdulá el Senusi, jefe de la inteligencia militar del régimen.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes