Expatriados españoles en París protestan contra "muerte del derecho a voto"

Casi medio centenar de españoles residentes en París improvisaron este domingo un cortejo fúnebre frente a la embajada de España para denunciar "la muerte del derecho a voto", que los expatriados deben pedir por anticipado desde 2011, constató la AFP.

Convocados por Marea Granate, una red internacional de emigrantes españoles surgida del movimiento de los indignados de 2011, los manifestantes denunciaron las trabas impuestas a "uno de los pocos lazos" que los unen con España, lamentó en una especie de homilía una integrante del colectivo vestida de sacerdote.

En 2011, el anterior gobierno socialista aprobó una modificación de la legislación electoral con el objetivo oficial de evitar fraudes. Esta reforma imponía el "voto rogado", que obliga a los emigrantes a solicitar el voto por adelantado antes de un plazo determinado.

"En la práctica ha servido para reducir drásticamente la participación electoral", denunció el viernes Marea Granate, y estimó que el gobierno conservador de Mariano Rajoy trata ahora de "desincentivar la participación electoral de los emigrantes" con una "interpretación restrictiva".

"Me han molestado los trámites mil para poder votar, ir varias veces al consulado y ver que no te tratan bien", asegura Cristina Pérez, una segoviana de 36 años, quien recuerda que en 2008 fue directamente a la embajada española en Guinea Ecuatorial para ejercer su derecho al voto el mismo día de las elecciones legislativas.

Sin embargo, Pérez tuvo más suerte que Ángel Peña, un fontanero de 34 años de Valencia residente en París desde hace cuatro años, ya que sí pudo votar.

Peña recibió por error las papeletas para votar a las Asambleas de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, cuando tenía que haber recibido las del Parlamento valenciano, una de las plazas fuertes del PP que los conservadores podrían perder en estos comicios regionales.

"Cuando fui al consulado a protestar, no me dieron solución, me dijeron que se trataba de un error informático", afirma Peña. "El voto es el único derecho que tenemos como ciudadanos y no es real", lamenta.

Marea Granate convocó marchas frente a representaciones diplomáticas de España en una veintena de ciudades de Europa, África y América, entre otras Lima, Nueva York, Buenos Aires o Montevideo.

"No llegaron las papeletas para todos los inscritos para votar", señaló a la AFP Lúa Delgado, una arquitecta de 27 años y portavoz del colectivo en Perú.

Por su parte, Carlos Marín, miembro del nodo uruguayo de esta red internacional, explicó que la manifestación prevista a las 15H00 GMT frente a la embajada de España en Montevideo intentará ser "festiva para simbolizar el derecho a voto".

Según datos del ministerio del Interior, un 31,74% de los expatriados españoles votó en las elecciones legislativas de marzo de 2008 contra un 4,95% en los comicios de noviembre de 2011.

Unos 1,83 millones de personas estaban inscritas en el censo electoral de españoles residentes en el extranjero (CERA) a principios de abril.

burs-tjc/avl

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7