Expectación, dudas y críticas en México tras la primera ronda del TLCAN

La primera ronda de negociación del Tratado Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) culminó este domingo sin revelar avances concretos, lo que ha causado expectación, incertidumbre y algunas críticas en México.

"Lo relevante de esta ronda de negociación fue sin duda el protagonismo de Estados Unidos y su clara intención de renovar completamente el tratado en algunos temas de su interés", dijo a Efe la senadora del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) Dolores Padierna.

La legisladora -que forma parte del grupo de ocho senadores que acompañan al Ejecutivo en la renegociación- explicó que el estilo agresivo del equipo estadounidense se mantuvo durante los cinco días que duró la ronda, celebrada del 16 al 20 de agosto en Washington D.C.

"No se van a conformar con una modernización, unos retoques, van a ir a fondo y a cambiar la raíz del tratado", indicó Padierna, quien aseguró que en reuniones a puerta cerrada el Gobierno estadounidense mantuvo el mismo tono.

Si bien la senadora forma parte de una comisión de acompañamiento, esta no participó directamente en las negociaciones, a cargo de la Secretaría de Economía.

El grupo recibía informes de las mismas, aunque no siempre detallados, y se reunió con empresarios de Estados Unidos y de distintos sectores mexicanos, entre otros.

Para combatir el déficit comercial con México, "EE.UU. exigió cambios en protección de inversión, solución de controversias, propiedad intelectual o energía", indicó Padierna.

Para el término de la segunda ronda, a realizarse del 1 al 5 de septiembre en la Ciudad de México, los equipos negociadores acordaron presentar textos definitivos para que puedan ser evaluados por los principales actores, como el sector privado.

Ello a fin de poder dar "comentarios, propuestas y alternativas", detalló.

Las tres naciones firmantes del TLCAN en 1994 cerraron la primera ronda de conversaciones con el compromiso de acelerar el ritmo para alcanzar un acuerdo a comienzos de 2018, especialmente para que no coincidan con las elecciones presidenciales de México de mediados de 2018.

La información que se dio a conocer al cierre de las reuniones no despejó ninguna de las dudas sobre el avance de la negociación.

"La incertidumbre es lo que tenemos presente ante las negociaciones", indicó el exmandatario Vicente Fox (2000-2006) en una rueda de prensa en la capital del país.

Entre los factores que alimentan esta incertidumbre está la falta de un calendario cerrado, el papel de Canadá en la disputa o los cambiantes criterios del jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, indicó.

Positivamente, consideró que en el equipo negociador mexicano representa un "verdadero frente", pues hay "mucho cerebro y mucha experiencia".

El ministro de Economía, Ildefonso Guajardo, afirmó en el marco de la primera ronda de negociación que el salario mínimo de México, uno de los más bajos de América Latina, no se revisaría.

Ello pese a ser una de las peticiones de Trump, al considerar que es competencia desleal.

"No deja de asombrarme la postura del Gobierno mexicano. Estos son los únicos temas que en realidad importan a los mexicanos, como el tema laboral, de homologación de salario, o de política migratoria", apuntó la senadora.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) remarcó hoy que el respeto a los derechos humanos y el reconocimiento de la dignidad de las personas deben ser los ejes que orienten el nuevo TLCAN.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que asesora al Ejecutivo mediante un mecanismo de consulta conocido como "cuarto de junto", no dio detalles sobre avances.

No obstante, el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, remarcó en un boletín que la negociación puede tener "momentos difíciles", pero se debe buscar mayor "integración regional".

En tanto, el líder del Senado, Pablo Escudero, pidió el domingo un voto de confianza al Estado en la revisión del convenio para que se logre el mejor resultado posible.

Días antes, en el arranque de conversaciones, funcionarios de Estados Unidos, México y Canadá se reunieron en la garita internacional de San Ysidro, en California, para destacar los beneficios del TLCAN. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7