Expertos: Mentiras ponen en riesgo el caso contra Strauss-Kahn

NUEVA YORK ( AP). La mucama de hotel que acusó de abuso sexual a Dominique Strauss-Kahn, ex director gerente del FMI, pudo haber infligido un daño fatal a su propio caso al mentirle a los fiscales sobre su vida y lo que hizo después del presunto ataque, dijeron expertos legales.

La fiscalía de distrito de Manhattan reveló el viernes que la mujer de 32 años cometió una serie de fraudes menores para mejorar su estilo de vida en Estados Unidos desde que llegó al país hace siete años proveniente de Nueva Guinea.

Entre otras cosas, mintió durante el trámite migratorio, engañó en cuestiones fiscales e hizo declaraciones falsas sobre sus ingresos con el fin de poder vivir en un departamento reservado para personas de bajos recursos.

En una carta dirigida a los abogados de Strauss-Kahn, los fiscales también dicen que ella no pudo explicar lo que hizo justo después del supuesto ataque, ya que en lugar de huir de la lujosa habitación de Strauss-Kahn a un pasillo y esperar a un supervisor, fue a limpiar otra habitación y luego regresó a limpiar la suite del ex director del FMI antes de reportar lo sucedido.

Ese cambio en su historia y las revelaciones sobre su pasado fueron insuficientes para cerrar el caso de forma definitiva, pero los fiscales reconocen que sus argumentos se tambalean y acordaron con la defensa que Strauss-Kahn fuera liberado inmediatamente de su arresto domiciliario.

Las revelaciones en un caso que alguna vez fuera considerado sólido causaron conmoción luego que tanto la fiscalía como agentes de la policía habían repetido una y otra vez que consideraban a la mucama una testigo creíble.

"Los casos de violación son especialmente difíciles de demostrar", dice Linda Fairstein, que durante 25 años supervisó la unidad de acusaciones de crímenes sexuales para la oficina del fiscal de distrito. "Pero son casi imposibles de probar cuando te enteras que el testigo te mintió. Los fiscales y la policía creyeron en su versión por encima de la de uno de los hombres más poderosos en el mundo financiero".

Los investigadores han recabado pruebas forenses en el caso, como rastros del semen de Strauss-Kahn encontrado en el uniforme de trabajo de la mujer, pero esa evidencia es insuficiente por sí sola, dijo Fairstein, quien ahora escribe novelas policiales.

"El ADN indica con claridad que hubo un tipo de encuentro sexual entre Strauss-Kahn y la mujer, pero no precisa si fue a la fuerza", agregó. "El semen pudo haberse depositado en una situación en la que hubo consentimiento o fue a la fuerza. Todo el caso depende de la credibilidad de la mujer. Uno tiene que creer la versión de ella".

Sin embargo, Fairstein afirmó que las infracciones en las que incurrió la supuesta agraviada no necesariamente implican que su relato sea falso.

"Aunque se trate de personas malas o mentirosas, ello no impide que sean víctimas de agresión sexual", afirmó Fairstein.

"Creo que ahora se intenta traerla de nuevo y decirle 'bueno, fuiste deshonesta sobre estos aspectos, ahora necesitamos poner en claro qué sucedió en verdad entre ti y este hombre'", agregó.

Como mínimo, las merma de credibilidad de la mucama haría dudar al jurado de que ella dice la verdad sobre lo ocurrido. Los expertos también consideran que existe la posibilidad de que la mujer pueda tener problemas legales si el gobierno decide sancionarla por sus faltas e invenciones anteriores.

El fiscal federal Cyrus R. Vance dijo que los cargos, entre ellos intento de violación, siguen siendo válidos por el momento.

Sea como sea, los fiscales tienen la obligación legal de entregar a la defensa la información que descubran y continúan sus pesquisas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes