Expertos holandeses en lugar donde se estrelló vuelo MH17 en Ucrania

Expertos holandeses visitaron el martes el lugar donde cayó en julio el Boeing de Malaysia Airlines en el este controlado por los insurgentes prorrusos de Ucrania, mientras aumenta el temor de una guerra a gran escala.

A nivel diplomático, la explosiva situación en Ucrania fue discutida por el presidente estadounidense Barack Obama, quien se reunió en Pekín con su homólogo ruso Vladimir Putin, anunció la Casa Blanca.

Los dos presidentes hablaron "en tres ocasiones durante la jornada" de Ucrania, Irán y Siria, según la Casa Blanca.

Moscú fue acusado de haber enviado nuevamente tanques y piezas de artillería a los rebeldes prorrusos en el este separatista de ese país vecino, donde un conflicto armado ya dejó más de 4.000 muertos desde comienzos de abril.

En el territorio bajo control rebelde de la región de Donetsk, una docena de expertos holandeses llegó el martes a un campo cerca de la aldea de Grabove, donde cayeron los restos del vuelo MH17, según los periodistas de la AFP en el lugar.

El Boeing de Malaysia Airlines, que había despegado de Amsterdam-Schiphol en dirección a Kuala Lumpur, se desmembró en pleno vuelo el 17 de julio a las 13H20 GMT, causando la muerte de las 298 personas que se encontraban a bordo, de las cuales los dos tercios eran holandeses y 38 australianos.

Los expertos, acompañados de rebeldes, examinaron el lugar donde se estrelló el aparato e instalaron señales prohibiendo el acceso.

Contrariamente al anuncio realizado la víspera por los insurgentes, la recuperación de los restos no se esperaba el martes. En la zona no se veían grúas ni otros equipos necesarios para retirar objetos grandes, según los periodistas de la AFP.

"Nosotros esperamos que la evacuación de los restos podrá comenzar lo antes posible, pero eso depende de la situación en el lugar, es decir de la seguridad, del tiempo", indicó a la AFP Wim van der Wegen, portavoz de la Oficina de Investigación Holandesa para la Seguridad (OVV), encargada de la investigación.

El jefe de la misión holandesa, Pieter-Jaap Aalbersberg, interrogado por teléfono por la televisión pública de Holanda, se refirió por su parte a la falta de un "acuerdo de trabajo" en el lugar.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes