Expresidenta filipina se declara inocente a cargo de fraude

MANILA (AP). La expresidenta filipina Gloria Macapagal Arroyo se declaró el jueves inocente a un cargo de fraude electoral, al inicio de un juicio histórico que es una prueba crucial para su sucesor reformista.

Arroyo, presidenta de 2001 a 2010, está acusada de alterar los resultados de las elecciones senatoriales de 2007 a favor de sus candidatos. El cargo de sabotaje electoral es el primero de varios casos penales que están siendo preparados en su contra.

"Inocente", respondió en la corte cuando se le preguntó cómo se declaraba. Si es declarada culpable, Arroyo podría ser sentenciada a cadena perpetua.

Tras su comparecencia en la corte, la cual duró aproximadamente 10 minutos, fue escoltada bajo estrictas medidas de seguridad desde la sala del tribunal a un hospital militar donde está detenida mientras es atendida por un problema de la columna vertebral.

Arroyo llevaba puesto un vestido color crema y un aparato ortopédico en el cuello, e incluso tuvo tiempo para tomarse fotografías de recuerdo con algunas personas en la sala de la corte, sonriendo y saludando de mano a éstas.

Felda Domingo, vocera del tribunal, dijo que el juicio es histórico porque "los votos del pueblo fueron saboteados y la acusada s una ex presidenta".

El sucesor de Arroyo, Benigno Aquino III, prometió sacar de raíz la corrupción y señaló que a nadie debía permitírsele evadir la justicia.

El esposo de Arroyo, Miguel "Mike" Arroyo, dio una declaración breve a los reporteros en la corte, diciendo que su esposa "siente que el caso es una injusticia".

El caso de fraude electoral contra la ex mandataria se centra en una región notablemente corrupta del sur de Filipinas donde todos los 12 candidatos de Arroyo al Senado arrasaron con todos los votos y ningún candidato opositor ganó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes