Expresidente polaco Walessa no asistirá a la ceremonia de bienvenida del papa

El expresidente polaco Lech Walesa, antiguo líder del sindicato Solidaridad que contribuyó a la caída del comunismo en Polonia, no asistirá este miércoles a la ceremonia de bienvenida para el papa Francisco en Cracovia debido a que "recibió tarde" la invitación, anunció en Facebook.

El líder polaco, premio nobel de la paz y conocido por su cercanía a Juan Pablo II, aseguró que "no puede modificar su agenda", por lo que no asistirá tampoco a la misa el jueves en el santuario de Jasna Gora en Czestochowa, que se celebra con motivo del 1050 aniversario del bautizo de Polonia.

Conocido por su carácter difícil y cambios de humor, Walesa publicó las fotos de las dos invitaciones en su página de Facebook, enviadas por el presidente Andrzej Duda y por el episcopado, especificando que una llegó el lunes y la otra el martes por la tarde.

El papa Francisco llega este miércoles a Polonia para presidir la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), un viaje delicado para el pontífice argentino que visita por primera vez Europa central, donde su mensaje a favor de los refugiados encuentra resistencias.

Tras su llegada, el papa se reunirá con el presidente Andrzej Duda en el Castillo Real de Wawel, donde 800 invitados estarán presentes. Allí pronunciará su primer discurso público ante las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático.

Sucesivamente hablará "a puerta cerrada" con los 130 obispos de Polonia en la catedral de Wawel, una decisión del pontífice, que prefiere entablar un "diálogo libre", privado y más familiar, según explicó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

Por la noche, Francisco aparecerá en la ventana del palacio arzobispal para saludar a los jóvenes reunidos la calle, un tradición inaugurada por Juan Pablo II, venerado en Polonia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes