Expresidente guatemalteco quedará libre en febrero de 2015

El expresidente de Guatemala, Alfonso Portillo, recuperará su libertad el 25 de febrero de 2015, tras cumplir una sentencia impuesta por una Corte de Nueva York por corrupción, informó este miércoles su abogado en el país, David Pineda.

La libertad llegará después de cumplir la pena de 5 años y 10 meses de prisión, impuesta el pasado 22 de mayo por juez Robert Patterson, que encontró culpable de lavado de dinero a Portillo (2000-2004), de 62 años, precisó el abogado a periodistas.

Aunque la sentencia fue dictada en mayo, el expresidente está detenido desde 2010 y en una cárcel de Brooklyn desde 2013, después de haber sido extraditado por Guatemala a pedido de Estados Unidos.

Patterson impuso la pena contra Portillo por conspiración para cometer lavado de dinero. El expresidente quiso lavar en bancos estadounidenses 2,5 millones de dólares en sobornos recibidos del gobierno de Taiwán para que Guatemala mantuviera el reconocimiento diplomático a la isla.

En tanto, el diario Prensa Libre indica que la defensa de Portillo solicitó su traslado a una prisión en Florida y que a partir de septiembre del 2014 sea repatriado para terminar de cumplir la condena en Guatemala, aunque estaría pendiente de ser aprobado.

Uno de los abogados de Portillo considera que el cumplimiento de la pena en Guatemala es una posibilidad por los convenios que existen entre ambos países, agregó el diario en su página en internet.

Portillo es el primer exgobernante latinoamericano en haber sido entregado por su propio país a la justicia de Estados Unidos.

Además de los 70 meses de prisión sin libertad condicional, deberá pagar a Estados Unidos una multa de 2,5 millones de dólares.

En 2011, Portillo fue absuelto en los tribunales guatemaltecos por el supuesto desfalco de unos 15 millones de dólares al Ministerio de la Defensa en 2001, pero no recobró su libertad por la petición estadounidense de extradición.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7