Expresidente salvadoreño Saca es procesado por soborno y sigue en prisión

El expresidente salvadoreño Elías Antonio Saca (2004-2009) afrontará la fase de instrucción por sobornar a una empleada del tribunal civil en el que ya es juzgado por enriquecimiento ilícito, y se mantendrá en prisión tras la decisión dictada hoy por la jueza del caso.

Además de Saca, pasan a la siguiente fase otras 16 personas -3 en prisión y 13 en libertad- que formaban la red de sobornos en el sistema judicial, compuesta por abogados, empleados judiciales, exjueces, policías y un fiscal, y entre estos se encuentra Ángela Avelar, a quien el exmandatario supuestamente ofreció el dinero.

Saca es acusado por el delito de cohecho activo por ofrecer, según la Fiscalía, 10.000 dólares a Avelar, "colaboradora" de la Cámara Primero de lo Civil de la Primera Sección del Centro, en el que afronta un proceso por enriquecimiento ilícito, mediante un abogado para recibir información.

La audiencia inicial del caso contra los integrantes de la red de sobornos, conocido como "Transes", se celebró el pasado jueves y este sábado la jueza procedió a la lectura de la resolución, que confirma la continuidad del proceso judicial.

Los otros tres implicados en el Caso Transes que seguirán detenidos son Víctor Manuel Melgar, abogado; Leila Sánchez, colaboradora del Juzgado de Paz de San Francisco Menéndez, y Ramiro Fuentes, secretario del juzgado en el colaboraba Sánchez.

El expresidente, quien gobernó el país por la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), se vio obligado a abandonar la audiencia el día de su inicio debido a un cuadro de "migraña severa", informaron fuentes judiciales.

Antes de empezar la audiencia, el exmandatario fue llevado al Instituto de Medicina Legal (IML) para un chequeo médico, con el que los forenses determinaron el padecimiento y recomendaron reposo.

"El dictamen médico determinó que Saca está padeciendo de una migraña aguda y (los médicos del IML) mandaron un oficio a la jueza del Juzgado Noveno de Paz en el que explican que necesita reposo absoluto", dijo el pasado jueves a la prensa el jefe de comunicaciones de los Tribunales salvadoreños, Ulises Marinero.

A raíz de esta situación, Saca, que tras la evaluación forense regresó a la sede de los Tribunales de la capital salvadoreña, fue enviado nuevamente a al penal de La Esperanza, donde guarda prisión desde enero pasado.

El exmandatario manifestó, durante un proceso judicial anterior que afrontó en noviembre de 2016 por el delito de malversación de fondos, que sufría "algunos padecimientos" y que necesitaba ser medicado "constantemente".

El cargo de soborno se suma a los de peculado, agrupaciones ilícitas y lavado de dinero, por los que guarda prisión preventiva por supuestamente malversar 246 millones de dólares del presupuesto estatal durante su mandato.

"Mi cliente no ha ofrecido, ni prometido, ni ha entregado" soborno alguno, señaló este jueves el abogado del expresidente, Mario Machado, al cierre de la audiencia inicial.

El ex jefe de Estado afronta un proceso civil ordenado por la Corte Suprema de Justicia por el incremento injustificado en más de 4 millones de dólares en su patrimonio y el de su esposa, Ana Ligia de Saca.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7