Expresidentes, familiares y amigos se despidieron de Barbara Bush

Expresidentes, familiares y amigos se reunieron el sábado para un último adiós a Barbara Bush, la matriarca de una de las más prominentes dinastías políticas de Estados Unidos, en una ceremonia fúnebre en Texas.

Bush -esposa del 41º presidente estadounidense y madre del 43º- murió el martes en su hogar de Texas a los 92 años, rodeada de su familia.

A la ceremonia, en la que se participaba solamente por invitación en la iglesia episcopal de St Martin en Houston, acudieron cuatro exmandatarios: George H.W. Bush --esposo de Barbara de 73 años--, el hijo de ambos George W. Bush, Bill Clinton y Barack Obama, así como otros altos funcionarios.

La primera dama Melania Trump estuvo presente, pero no su esposo el presidente Donald Trump, quien permaneció en Washington "para evitar interrupciones debido a un incremento de la seguridad", según la Casa Blanca.

"Mis pensamientos y plegarias van hacia toda la familia Bush", escribió en Twitter, señalando que seguiría la ceremonia fúnebre por televisión.

Barbara Pierce nació en 1925 en el estado de Nueva York y a los 16 años conoció a George H. W. Bush, con quien se casó tres años más tarde y de quien decía que había sido el primer hombre que le besó.

Inscrita en el imaginario colectivo estadounidense gracias a sus ademanes dulces, sus cabellos blancos, su collar de perlas y un estilo formal, era apreciada en todos los ámbitos políticos.

Le sobreviven su marido, cinco hijos, 17 nietos y siete bisnietos.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7