Extraditan a EU a capo colombiano del narcotráfico

BOGOTA (AP). Diego León Montoya, alias "Don Diego", considerado uno de los más poderosos jefes del narcotráfico colombiano, fue extraditado hoy viernes a Estados Unidos, que ofrecía cinco millones de dólares de recompensa por el barón de las drogas y quien estaba entre los criminales más buscados del mundo.

El capo de la droga, quien para el momento de su captura en 2007 estaba junto a Osama bin Laden en la lista del FBI de los 10 más buscados en el mundo, salió en un avión de la DEA, la agencia antidrogas de Estados Unidos, desde la terminal de Bogotá rumbo a Miami, indicaron las autoridades.

Con la extradición "termina para Colombia, es el fin del cartel del Norte del Valle, se cierra el capítulo institucional de ofensiva, liderada por el gobierno, por sus autoridades, para desmantelar el cartel del Norte del Valle" o el grupo de traficantes que sucedió a los ya extintos carteles de Medellín y Cali, dijo a los periodistas en el aeropuerto el general Oscar Naranjo, director de la Policía Nacional, poco antes de la partida del traficante.

Es el fin, agregó el oficial, "de una historia trágica y una historia que realmente ha implicado la vida de muchos colombianos asesinados por ese cartel".

Como Montoya, otros jefes del Norte del Valle o bien han sido detenidos y extraditados por las autoridades o han caído asesinados en luchas intestinas por el control del ilegal negocio.

Montoya, de 47 años, es solicitado por los Tribunales del Distrito Sur de Florida y el Distrito de Columbia para que comparezca en juicios por los delitos del tráfico de al menos cinco kilos de cocaína, lavado de dinero, obstrucción a la justicia y homicidio, de acuerdo con el fallo de la Corte Suprema colombiana que autorizó la extradición en octubre pasado.

El traficante fue detenido en una pequeña finca del departamento del Valle del Cauca, en el suroeste del país, en septiembre del 2007 y desde entonces estuvo recluido en varias prisiones de alta seguridad, la última la de Cómbita, en el departamento de Boyacá, a unos 100 kilómetros al norte de Bogotá.

Desde esa prisión fue trasladado temprano en un helicóptero Black Hawk hasta la terminal en Bogotá y de allí --vistiendo jeans, zapatos deportivos, chaqueta oscura y chaleco antibalas-- escoltado por agentes policiales colombianos para que subiera a la nave de la DEA, donde lo estaban esperando cuatro agentes de esa agencia.

Montoya, visto como el capo del cartel de Norte del Valle que desde los años 90 envió toneladas de cocaína a Estados Unidos, fue el responsable de al menos 1.500 asesinatos a lo largo de su carrera delictiva de dos décadas, según ha dicho el ministro de la Defensa, Juan Manuel Santos.

Comenzó en el negocio como "chef" procesador de cocaína y fue subiendo en las filas del cartel hasta convertirse en su máximo jefe o capo de un negocio que se ha transformado en los últimos años, dejando atrás los grandes grupos o carteles para atomizarse en organizaciones más pequeñas que se concentran en una sola tarea, ya sea producción, transporte, exportación o lavado de fondos, según han dicho las autoridades.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes