Extremistas matan a tres en casa de policía en Irak

BAGDAD (AP). Un policía, su esposa y su hija de cuatro años fueron muertos este lunes cuando su casa fue atacada con explosivos en el ex bastión de al-Qaida en Faluya, cerca de Bagdad, informaron funcionarios.

Ataques separados en Bagdad, incluyendo uno contra policías, mataron a cinco personas e hirieron a 15.

Al-Qaida ha estado atacando a policías y miembros de milicias suníes anti al-Qaida, sacudiendo la ya frágil situación de seguridad en Irak en momentos en que el país sigue en un estancamiento de meses en el proceso para formar un nuevo gobierno.

Julio fue el mes más mortífero para los iraquíes en dos años, aunque la violencia aun es mucho menor comparada con el 2008.

La explosión en la casa del policía ocurrió antes del amanecer en el distrito de Karmah, en las afueras de Faluya, mientras la familia dormía, dijeron funcionarios policiales y de un hospital.

Otros siete familiares, incluyendo cuatro de los hijos del policía, fueron heridos, dijeron los funcionarios, que hablaron a condición de anonimato.

Los funcionarios policiales expresaron la sospecha de que milicianos de al-Qaida realizaron el atentado.

También el lunes, una bomba colocada en un camino para atacar supuestamente a un vehículo de la policía dañó en cambio a otro automóvil y mató a tres civiles, además de herir a ocho transeúntes, dijeron funcionarios.

En tanto, poco después de la medianoche, pistoleros que viajaban en un auto abrieron fuego contra un café en el distrito chiíta capitalino de Ciudad Sadr, matando a dos personas e hiriendo a siete, dijeron autoridades.

Residentes dijeron que el ataque pudo haber sido obra de locales enfurecidos por el presunto uso de drogas en el café.

Los funcionarios declararon en forma anónima porque carecían de autoridad para hablar del asunto con los medios de comunicación.

Nuevas cifras del gobierno en Irak muestran que julio fue el mes más mortífero en dos años, debido sobre todo a una renacida insurgencia y una frágil situación de seguridad agravada por el estancamiento en las gestiones para formar un nuevo gobierno.

Cifras dadas a conocer el sábado por la noche muestran que 535 personas murieron el mes pasado, la mayor cantidad desde mayo del 2008, cuando la cifra de bajas fue de 563.

Los números resaltan las preocupaciones sobre la precaria situación de seguridad en Irak en momentos en que Estados Unidos está reduciendo sus efectivos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes