FARC y gobierno colombiano regresan a la mesa

LA HABANA (AP). La guerrilla colombiana y el gobierno de ese país retomaron el diálogo el lunes luego de que los rebeldes se levantaran de la mesa la semana, pero sin llegar a un acuerdo sobre un proyecto presentado por el gobierno para un referendo.

"A pesar de las circunstancias, las FARC-EP se mantendrán en la mesa, fieles al compromiso de buscar la paz para Colombia por todos medios", dijo el comandante, Iván Márquez, en una declaración leída pocos minutos antes de ingresar a la sala donde se encontraría con los delegados gubernamentales.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) regresaron a las rondas de diálogo luego de haber anunciado el viernes una suspensión para analizar los alcances de un proyecto presentado la víspera por el presidente Juan Manuel Santos para poder convocar a un referendo.

Los rebeldes han insistido que esperan que los eventuales convenios de paz sean refrendados mediante una Asamblea Constituyente, no con un referendo.

"Un acuerdo de paz no es asunto que se pueda resolver o definir de manera unilateral, así como el mecanismo de refrendación no es aspecto que pueda ser resuelto solamente por el gobierno", indicó Márquez en su declaración.

La presentación por parte de Santos de un proyecto para realizar un referendo incluso en tiempos electorales levantó la suspicacia de los rebeldes, quienes aseguraron que era una maniobra para adelantar el objetivo de refrendación del gobierno.

El gobierno argumentó que iniciativa era un tecnicismo y alegó buena voluntad.

"Quede claro de una vez por todas que no habrá sometimiento de las FARC-EP a ningún marco jurídico con diseños unilaterales", agregó Márquez ahora.

Las partes están en la actualidad discutiendo sobre el punto dos --la participación política-- de una agenda de seis previamente acordada por las partes.

En meses pasados llegaron a un acuerdo sobre la mayoría de los temas del punto uno, que se refería a los problemas agrarios y la reforma en el campo, el conflicto de base que llevó a formar una guerrilla en la nación sudamericana a comienzos de los 60.

Los rebeldes insistieron también en la necesidad de conformar una "Gran Comisión de la responsabilidad histórica de la cual se desprenderían responsabilidades insoslayables para quienes han sido parte del conflicto más allá de los alzados en armas".

Según la declaración de los guerrilleros, un referendo sin la comisión sería otra maniobra gubernamental para evitar asumir por completo sus responsabilidades en torno a las víctimas de la lucha armada de más de cinco décadas.

Durante el proceso de conversaciones, iniciado a finales de 2012, el gobierno de Santos reconoció por primera vez la responsabilidad del Estado en el enfrentamiento y las víctimas. Unos días después los guerrilleros hicieron lo propio y admitieron que en el conflicto hubo excesos y abusos por parte de los rebeldes.

Cuba, Noruega, Venezuela y Chile son auspiciantes del proceso.

Las FARC son la guerrilla en activo más vieja del continente y según sus expertos tienen unos 9.000 hombres en armas.

A lo largo de estas décadas hubo otros intentos --que resultaron fallidos--para lograr la paz en la nación sudamericana.

No hay una fecha estimada para el fin de las conversaciones, aunque el gobierno insistió en la necesidad de lograr un convenio antes de las elecciones del primer trimestre del 2014.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7