FARC rechaza misión médica de Francia

BOGOTA (AP). Las FARC dijeron en comunicado divulgado que rechazan una misión médica de Francia en Colombia para atender secuestrados como la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt.

"La misión médica francesa no es procedente y mucho menos cuando no es resultado de la concertación, sino de la mala fe de (el presidente de Colombia, Alvaro) Uribe ante el gobierno del Elíseo, y una burla desalmada a las expectativas de los familiares de los prisioneros. No actuamos bajo chantajes ni bajo el impulso de campañas mediáticas", dijeron las FARC en un comunicado.

La nota fue divulgada en el sitio de internet de la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP), que tradicionalmente divulga informaciones de la guerrilla de Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

Las FARC ratificaron en la nota su demanda del retiro de militares y policías de los 180 kilómetros cuadrados de los municipios de Pradera y Florida, en el departamento del Valle del Cauca, al suroeste colombiano, como condición para negociar allí los términos de un canje o intercambio humanitario de secuestrados por rebeldes en prisión.

"Si a comienzos de año el presidente Uribe hubiese despejado Pradera y Florida por 45 días, tanto Ingrid Betancur (sic), como los militares y los guerrilleros presos ya habrían recobrado su libertad, y sería la victoria de todos", dijeron los rebeldes en su nota fechada en las "Montañas de Colombia" el 4 de abril.

Por la fecha de la nota, las FARC tomaron su decisión un día después que llegara a Bogotá un avión de la fuerza aérea francesa, un Falcon 50, con dos delegados --uno francés y uno suizo-- junto a al menos un médico, con la intención de lograr dar con los secuestrados y prestarles atención médica.

El gobierno de Uribe ha dicho que prestaría toda la colaboración a la misión de Francia --que tiene interés en el caso de Betancourt debido a su doble nacionalidad colombo-francesa de la ex candidata presidencial-- suspendiendo operaciones militares en la zona donde eventualmente se encontraran con los rehenes.

Pero el gobierno de Uribe se ha negado sistemáticamente a retirar a la fuerza pública de los dos municipios del Valle del Cauca alegando que los rebeldes han liberado a otros retenidos sin necesidad de ese despeje de fuerza. El gobierno presentó a fines del 2007 una contraoferta de negociar un canje --de unos 40 secuestrados por cientos de rebeldes en prisión-- en cualquier zona rural del país donde ya no exista presencia del ejército y la policía.

La misión francesa llegó a Bogotá tras días de intensas versiones --tanto en París y Colombia-- sobre un supuesto agravamiento del estado de salud de Betancourt, de 46 años, secuestrada por las FARC en febrero del 2002.

Sin embargo, esta semana tanto el canciller galo, Bernard Kouchner, como ex rehenes que compartieron parte del cautiverio con Betancourt, indicaron que si bien la ex candidata está delgada y deprimida, su estado de salud no sería tan grave.

Las FARC ratificaron que las liberaciones unilaterales que han hecho este año, de seis ex políticos colombianos --dos en enero y cuatro el 27 de febrero último-- fueron un gesto "por la persistente labor humanitaria del presidente (de Venezuela) Hugo Chávez y la senadora (colombiana) Piedad Córdoba".

Al ser consultados telefónicamente por la AP, Córdoba y Juan Carlos Lecompte, esposo de Betancourt, dijeron que no conocían el comunicado y que no se podían pronunciar de inmediato.

"Desde la última liberación unilateral del 27 de febrero hemos estado a la espera del decreto presidencial ordenando el despeje militar de Pradera y Florida para concretar allí, con la garantía de la presencia guerrillera, el acuerdo de canje humanitario", dijeron las FARC.

Los guerrilleros "presos en las cárceles de Colombia y los Estados Unidos, son nuestra prioridad...No estamos reclamando a nadie el estatus de refugiado, utilizado como nombre camuflado del destierro y de la institucionalización del delito de opinión", agregaron las FARC en su nota en una aparente referencias a sendas medidas anunciadas por Bogotá y París.

A fines de marzo, el gobierno de Uribe emitió un decreto en que dice que si las guerrillas liberan a uno o todos los secuestrados considerará que ya se produjo un canje y procederá de inmediato a liberar a insurgentes en prisiones colombianas, sin importar el delito que pese sobre ellos.

Por su parte Francia ratificó recientemente su oferta de fines del 2007 de estar dispuesta a recibir a rebeldes en su territorio como parte de un proceso para facilitar el intercambio.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes