Fallas y largas filas en elección a gobernador en Georgia

Los votantes en una de las contiendas de gobernadores más apretadas y vigiladas de Estados Unidos emitieron su voto el martes en medio de una disputa en curso sobre la gestión del sistema electoral del estado de Georgia, que deja abierta la posibilidad de que los simpatizantes de la parte perdedora puedan no aceptar el resultado.

El republicano Brian Kemp y la demócrata Stacey Abrams se enfrentan en una de las contiendas más emblemáticas de las elecciones legislativas de 2018, con posibles resultados que van desde la elección de la primera gobernadora negra de Estados Unidos hasta otras cuatro semanas de una campaña cargada de cuestiones raciales.

Aumentando el drama que rodea a la jornada electoral, hubo reportes generalizados de fallas técnicas y largas filas en los centros de votación del estado. Algunos votantes informaron que el tiempo de espera para poder votar era de hasta tres horas.

La campaña de Abrams trató de animar a sus simpatizantes el martes por la tarde, luego de que un juez estatal ordenó que tres distritos del condado de Gwinnett _una zona poblada del área metropolitana de Atlanta_ extendieran su horario de votación, con uno de ellos que cerrará hasta aproximadamente las 21:25 horas (hora local).

El propio jefe electoral también tuvo dificultades para votar. Cuando Kemp acudió a emitir su voto, tuvo un problema con su tarjeta de elector, pero lo arregló rápidamente. Caminó por donde estaban los reporteros y dijo: “Toma dos”.

En el condado de Cobb, ubicado a las afueras de Atlanta, Nicole Whatley tenía planeado votar por Abrams, en parte debido a “toda esta división social que está sucediendo”, comentó mientras se formaba afuera de una biblioteca

Whatlet, de 33 años, dijo que no le gustaba la forma en la que Kemp había adoptado la retórica migratoria del presidente Donald Trump.

Abrams, de 44 años, es una abogada, exlegisladora y escritora romántica que sería la primera mujer negra en la historia de Estados Unidos en ser electa gobernadora en un estado y la primera mujer o persona no blanca en la historia de Georgia. Ya hizo historia como la primera mujer negra en ser candidata para gobernadora por uno de los dos partidos.

Kemp es un empresario de 54 años y un veterano secretario de estado que busca mantener el control del Partido Republicano en una entidad que se está volviendo cada vez más disputada debido a su crecimiento y diversidad. Los republicanos han ganado todas las elecciones a gobernador desde 2002.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes