Falleció Eluana, la italiana en coma vegetativo desde 1992

ROMA (AFP). La italiana Eluana Englaro, la mujer de 38 años que llevaba 17 en coma vegetativo y cuyo caso había despertado un debate nacional sobre el derecho a una muerte digna y la eutanasia, falleció hoy lunes tras la interrupción hace cuatro días de su alimentación por disposición judicial.

La muerte fue confirmada por el ministro de Salud italiano, Maurizio Sacconi, quien dio el anuncio a los senadores reunidos para examinar un proyecto de ley que buscaba impedir la suspensión de la alimentación a Eluana.

Eluana murió a las ocho de la noche, una hora después de iniciado el debate en el Senado sobre el caso, lo que desconcertó a los parlamentarios, quienes guardaron un minuto de silencio.

Eluana, de 38 años, falleció cuatro días después de que le retiraran la alimentación y la hidratación, tal como lo había establecido el protocolo decidido por la magistratura.

El caso de Eluana, en estado vegetativo irreversible desde 1992 tras un accidente automovilístico, había dividido profundamente a Italia y generado un debate sobre la injerencia de la política y del Vaticano en el derecho de un enfermo en coma a ser "desconectado".

El Senado acababa de iniciar una carrera contrarreloj para adoptar una ley que permitiera al gobierno de Silvio Berlusconi impedir la muerte de Eluana.

La familia Englaro había obtenido en diciembre de 2008 la autorización judicial para interrumpir su alimentación tras más de 10 años de batalla legal para lograr que la joven pudiera morir.

"Que Dios 'perdone' a los responsables de la muerte de Eluana", declaró el cardenal mexicano Javier Lozano Barragán, "ministro de Salud" de la Santa Sede.

La influyente Iglesia católica italiana y el mismo Vaticano habían redoblado su ofensiva en favor de la vida y habían organizado manifestaciones y marchas frente a la clínica en donde se encuentra internada Eluana, llegando a acusar a los médicos de aplicar la "eutanasia" y de "homicidio".

Los médicos habían retirado desde el viernes la sonda que alimentaba e hidrataba a Eluana y sólo le administraban sedantes para evitar los dolores.

"Ahora necesito estar solo", fueron las únicas declaraciones del padre de Eluana, Beppino, a la cadena de noticias televisivas Sky Tg 24.

Beppino Englaro se había convertido en un emblema en Italia por la forma sobria y a la vez firme con la que condujo la batalla para obtener una muerte digna para su única hija.

"El gobierno siente una profunda amargura por no haber podido salvar una vida", comentó por su parte el jefe de gobierno Silvio Berlusconi cuya actitud ante el caso había generado controversias.

El jefe de gobierno italiano, que había evitado pronunciarse sobre Eluana durante los 10 años que duró la batalla legal del padre, decidió el viernes presentar un decreto "para salvar" a la mujer.

El presidente de la República, Giorgio Napolitano, se negó a firmar ese decreto por considerarlo "anticonstitucional", provocando así un conflicto de poderes sin precedentes en Italia.

La mayoría de las fuerzas políticas, tanto de la oposición de izquierda como del gobierno, solicitan ahora una ley sobre el testamento biológico.

"Ante un epílogo tan trágico, el silencio de todos es la forma de mayor respeto y participación", declaró por su parte el presidente Napolitano.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes