Familia de bebé palestino quemado en ataque de extremistas demanda a Israel

La familia Dawabshe, a la que pertenecían Alí, de 18 meses, y sus padres, los palestinos fallecidos en un ataque de judíos extremistas contra su casa en julio de 2015, pidieron hoy a Israel una compensación de más de cuatro millones de dólares por sus muertes.

"Hemos presentado un caso contra el Gobierno de Israel y el Ejército del país para pedir una compensación de quince millones de shékeles (4.160.000 dólares)", dijo a Efe Naser Dawabsheh, uno de los miembros de la familia que compareció hoy ante el tribunal central de Nazaret, al norte de Israel.

Dawabshe apuntó que quieren que Israel reconozca la responsabilidad por este "ataque terrorista" porque la zona donde ocurrió, en el pueblo cisjordano de Duma, está en la conocida como área C, un territorio situado en la Cisjordania ocupada desde 1967 y que en virtud de los acuerdos de Oslo (1993) recae bajo el control administrativo y de seguridad de Israel.

El niño de año y medio, Ali, murió en el acto, mientras sus padres Rehab y Saed, sucumbieron después a las heridas y las infecciones provocadas por las quemaduras que sufrieron cuando un grupo de extremistas judíos incendió su vivienda mientras dormían.

Solo sobrevivió al ataque el hijo mayor de la pareja, Ahmad, de cuatro años, que pasó meses ingresado en un hospital israelí donde le trataron las quemaduras que tenía en el 60 por ciento de su cuerpo.

El ataque causó conmoción en Israel y Palestina y fue duramente condenado por las autoridades israelíes, que lo calificaron de "terrorismo judío".

Para los palestinos, el incidente fue una muestra de la gravedad de la violencia que los colonos extremistas ejercen contra su población.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7