Familiares de presos cubanos lamentan Navidad sin liberaciones

LA HABANA (AP). Pese a un acuerdo entre la Iglesia y el gobierno cubano, por el cual se liberaron hasta ahora a 41 disidentes, las autoridades dejaron pasar las Navidades sin excarcelar todavía a otros 11 prometidos, lamentaron sus familiares.

"Hasta ahora no tenemos ninguna señal de que haya alguna liberación en camino", dijo a The Associated Press Laura Pollán, esposa de Héctor Maseda.

El domingo por la mañana, las "Damas de Blanco" _como se conoce a algunas de las esposas de estos hombres, incluyendo a Pollán_ hicieron su tradicional marcha frente a una parroquia capitalina.

"Pensaba que pudieran estar, no sólo mi marido, sino los 11 restantes del grupo de los 52, de regreso en sus casas antes del (día) 25, pero desgraciadamente no ha sido así", manifestó Bertha Soler, casada con el preso Angel Moya.

Tras una reunión en julio con el presidente Raúl Castro, el cardenal Jaime Ortega anunció que 52 disidentes (los que quedaban en cárceles de un grupo inicial de 75) que fueron llevados ante los tribunales en 2003 serían liberados paulatinamente y podrían viajar a España a más tardar en cuatro meses.

Durante el encuentro estuvo también el entonces canciller español Miguel Angel Moratinos.

Cuarenta de ellos fueron excarcelados y se fueron junto a sus familias a la nación ibérica, pero 12 se negaron a irse, sin que se supiera cuál sería la reacción de las autoridades ante el desafío.

Pasados los primeros días de noviembre _al no ser un convenio firmado no hubo un plazo oficial_, las autoridades sólo dejaron salir a Arnaldo Ramos, quien se trasladó a su casa. Ortega insistió que los 52 serían liberados.

"Están siendo castigados pues el gobierno esperaba que todos viajaran", comentó a la AP Elizardo Sánchez, de la organización no gubernamental Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDDHHyRN).

Los 75 inicialmente presos _una veintena quedaron excarcelados por motivos de salud en estos años_ fueron enviados a los tribunales en 2003 bajo los cargos de recibir dinero y orientación de Estados Unidos y grupos de interés anticastristas para destruir a la revolución.

Las autoridades sostuvieron siempre que no se trataba de presos políticos, sino de "mercenarios" que cometieron delitos.

Desde que se iniciaron las negociaciones con la Iglesia, las autoridades también liberaron a más de una decena de otros reos considerados por la CCDDHHyRN como presos contra la "seguridad del Estado", pero la mayoría de ellos pagan delitos violentos como terrorismo, robo a mano armada, piratería o portación de armas.

Expertos estadounidenses sobre Cuba, como Phil Peters del Lexington Institute de Washington y un ex jefe de Intereses de Estados Unidos en Cuba coincidieron en que pese al valor simbólico de las liberaciones para la Navidad, las autoridades en realidad no se habían comprometido en una fecha exacta.

"Está claro que la manera que ha procedido el gobierno es sacar a los presos que acordaron salir del país... Ahora están adentro (en las cárceles) la gente que no desea ir, eso los hará para ellos mucho más difícil", expresó Peters.

Sin embargo, agregó que liberarlos sería "un paso importante" que podría ayudar a bajar drásticamente, dejando un número muy bajo o nulo de presos de conciencia en la isla.

___

La corresponsal de The Associated Press en La Habana Jenny Barchfield contribuyó con este reporte.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes