Fanáticos amenazan a familia de mujer quemada en hoguera en Nicaragua

La nicaragüense que murió tras ser lanzada a una hoguera durante un acto de exorcismo en una comunidad del Caribe, será enterrada lejos de su aldea debido a supuestas amenazas de muerte lanzadas contra su familia por parte de fanáticos religiosos, informó el miércoles la representante de una ONG.

El cuerpo de la víctima, Vilma Trujillo, será sepultado por su marido Reynaldo Peralta en la recóndita comunidad caribeña Castillo de Casa Alta, indicó a la AFP la defensora de derechos humanos, Herenia Amaya.

La policía escoltó el féretro que salió el martes de Managua debido a que "el marido iba con temor", dijo Amaya, quien asistió a la familia de la víctima en representación de la Iniciativa Nicaragüense de Defensores de Derechos Humanos de las Mujeres y la Red de Mujeres contra la Violencia, de la que es miembro.

"Si llegás te matamos", fue uno de los mensajes que Peralta dice que recibió de la familia y seguidores del ahora detenido pastor Juan Rocha, quien dirigió el ritual, aseguró Amaya.

Trujillo, de 25 años y madre de dos niños de 2 y 5 años, fue atada de manos y pies durante seis días por religiosos da la iglesia Misión Celestial de las Asambleas de Dios de la comunidad El Cortezal, tras lo cual fue lanzada a una hoguera el pasado 21 de febrero, alegando que estaba endemoniada, informó la policía.

"Es una orden de Dios quemar el cuerpo de la víctima para sanar el espíritu maligno que está dentro de ella", dijo el pastor durante el ritual, según el Nuevo Diario.

La mujer fue rescatada por un familiar y trasladada a un hospital de Managua donde murió el martes.

"¡No es de esta forma como se expulsa el demonio", repudió el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes tras una misa este miércoles en Managua.

El crimen, que ha conmocionado a la opinión pública, ocurrió en la comunidad El Cortezal, en la región del Caribe Norte de Nicaragua, donde la policía arrestó a cinco sospechosos, entre ellos el pastor y dos mujeres.

Los detenidos fueron trasladados el martes a una cárcel de Managua.

Amaya dijo que parte de la familia de Trujillo huyó de El Cortezal tras ser amenazada de muerte.

Muchas comunidades del caribe nicaragüense creen en las brujerías.

Fue "quemada como en los peores tiempos de la Inquisición y las Cacerías de Brujas", lamentó en las redes sociales la laureada escritora Gioconda Belli.

Esta tragedia "refleja una situación de atraso" en las comunidades, dijo el martes la vicepresidenta Rosario Murillo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes