Fidel Castro acepta culpa en persecución de homosexuales

LA HABANA ( AFP). El líder cubano Fidel Castro admitió su culpa en la marginación que sufrieron en la isla los homosexuales en los años 60 y 70, cuando fueron recluidos en campos de trabajo, en la segunda parte de una entrevista con el diario mexicano La Jornada, publicada este martes.

" Si alguien es responsable, soy yo... Es cierto que en esos momentos no me podía ocupar de ese asunto... Me encontraba inmerso, principalmente, de la Crisis de Octubre (1962), de la guerra, de las cuestiones políticas", declaró el ex gobernante a la directora del rotativo.

Castro, de 84 años, no responsabilizó directamente al Partido Comunista (PCC) por esa discriminación sexual, lamentó no haberle puesto un alto y no haberle prestado suficiente atención en una época de sabotajes, ataques armados y planes de atentados en su contra.

" Escapar a la CIA, que compraba tantos traidores, a veces entre la misma gente de uno, no era cosa sencilla; pero en fin, de todas maneras, si hay que asumir responsabilidad, asumo la mía. Yo no voy a echarle la culpa a otros", reafirmó el líder comunista, en la entrevista difundida en el sitio oficialista Cubadebate.cu.

En los años 60 y 70 muchos homosexuales debieron exiliarse o fueron recluidos en campos de trabajo -las llamadas Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP)- por no corresponder al modelo del " revolucionario".

" Sí, fueron momentos de una gran injusticia, ¡una gran injusticia!, la haya hecho quien sea. Si la hicimos nosotros, nosotros. Estoy tratando de delimitar mi responsabilidad en todo eso porque, desde luego, personalmente, yo no tengo ese tipo de prejuicios", manifestó.

El líder cubano, quien tras gobernar 48 años delegó el poder a su hermano Raúl en 2006 por una grave crisis de salud, reconoció el impacto negativo que tuvo la marginación homosexual para la imagen de la revolución en diversos sectores, sobre todo en Europa.

" Es como cuando el santo peca, ¿verdad?... No es lo mismo que peque el pecador, ¿no?", ilustró Castro, quien en los últimos dos meses vive una intensa actividad pública, recuperado de su enfermedad intestinal.

La entrevista destaca la campaña contra la homofobia que lidera su sobrina, la hija del presidente Raúl Castro, Mariela, directora del Centro Nacional de Educación Sexual, quien afirmó en enero pasado que aún existe discriminación en el PCC, por lo que pediría medidas.

Castro, quien también abordó en este fragmento de la entrevista la vigencia del embargo impuesto por Estados Unidos contra Cuba en 1962, tocó en la primera parte publicada el lunes el sensible tema de su enfermedad. " Llegué a estar muerto, pero resucité" en " un mundo de locos", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes