Fiesta opositora y desazón chavista tras elecciones

CARACAS (AFP). Los opositores al presidente venezolano Hugo Chávez festejaron la madrugada del lunes convencidos de haber obtenido la mayoría de votos en las legislativas del domingo, mientras los seguidores del mandatario digerían un resultado amargo porque no lograron mantener la hegemonía en el Parlamento.

"Nos llevamos varias sorpresas con los resultados pero nos sentimos contentos por la nueva pluralidad de la Asamblea Nacional", celebró ante la AFP Marihug Fernández, una estudiante universitaria desde la sala de un hotel de Caracas convertida en el comando de la oposición.

"Victoria popular" gritaron los adversarios de Chávez, que acudieron a estas elecciones agrupados en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que reúne a diferentes partidos políticos.

Según sus cálculos, este conglomerado opositor obtuvo el 52% de los votos, aunque en virtud de la ley electoral aprobada hace unos meses, logró menos escaños que el partido oficialista.

Tras ocho horas de espera, el Consejo Nacional Electoral (CNE) divulgó resultados parciales, que le dieron a la MUD 60 escaños, mientras que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV, en el poder) obtuvo al menos 94 diputados. El partido de izquierda Patria Para Todos habría logrado al menos dos curules.

"Es una victoria y ahora les toca a ellos explicar cómo la minoría de diputados obtuvo más votos que la mayoría", dijo el líder opositor y alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma.

En el otro extremo de la ciudad, José González no escondía su descontento frente al palacio presidencial de Miraflores, a donde había acudido para escuchar a Chávez, quien finalmente no apareció para recibir al medio millar de simpatizantes que le esperaban.

"Yo no estoy de acuerdo con que la oposición esté en la Asamblea Nacional porque ellos quieren desestabilizar el país", reclamó este simpatizante oficialista.

Chávez, que tomó personalmente las riendas de la campaña electoral, fijó un claro objetivo para su partido: lograr 110 escaños de la Asamblea Nacional. Con ello, habría conseguido los dos tercios del Parlamento unicameral, necesarios para legislar sobre temas fundamentales y nombrar los integrantes de los demás poderes del Estado.

"Lo bueno es que el pueblo ahora se dará cuenta que tiene que mejorar. Hay un descontento con quienes rodean a Chávez, porque lo han engañado, están robando y por eso pierde", explicó a la AFP Ana Morales.

"Me parece bien que la oposición esté en la Asamblea Nacional para que así la gente se ponga las pilas y haga mejor las cosas", agregó esta mujer.

En un país polarizado, la oposición defiende haber rescatado la pluralidad en el foro parlamentario, que estuvo dominado exclusivamente por el oficialismo luego que los adversarios del mandatario venezolano no participaron en los comicios de 2005.

"Se ha logrado una Asamblea Nacional más plural, donde ya no podrán hacer lo que les dé la gana. Se expresó la mayoría del pueblo", dijo el diputado Ismael García, uno de los pocos disidentes en el actual Parlamento.

Pero Chávez, que mantiene una considerable aceptación popular luego de casi 12 años de gobierno, aún tiene fuerza en el Parlamento para continuar su proyecto político de cara a las presidenciales de 2012.

"Estoy contenta igual, seguimos siendo mayoría pero tenemos que organizarnos mejor. Al 2012 vamos con todo", dijo Maricela Velo.

"Vamos a defender la revolución rodilla en tierra, fusil en mano", señaló por su parte Zaida Bello.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes