Filipinas evacúa a 50 mil ante nueva tormenta

MANILA ( AP). Las autoridades filipinas comenzaron a abandonar este viernes la zona por donde probablemente pasará un nuevo tifón que surge amenazante, mientras que la cifra de víctimas fatales de una tormenta que arrasó el sureste de Asia en días previos se incrementó a más de 400.

La presidenta Gloria Macapagal Arroyo declaró un " estado de calamidad" nacional y ordenó evacuaciones masivas en seis provincias en la trayectoria del tifón Parma, que se espera toque tierra en la importante isla de Luzon al mediodía del sábado.

Parma amenazaba con hacer aún más grave las tribulaciones que han durado más de una semana en la región de Asia Pacífico, donde un sismo sacudió Indonesia el miércoles, un tsunami arrasó el martes a Samoa y la tormenta Ketsana causó estragos en el suroeste de Asia provocando 99 muertes en Vietnam, 14 en Camboya y 16 en Laos. En Filipinas se han contado 293 muertes tras la tormenta.

Cedric Daep, un importante funcionario para el manejo de desastres en la provincia de Albay en Filipinas, dijo que las autoridades han evacuado casi a 50,000 personas para albergarlas en zonas altas.

La policía y el ejército ayudaban a la población a retirarse de zonas donde podrían ocurrir otras inundaciones o derrumbes en el norte y el este del país, mientras que la lluvia caía fuertemente en esas áreas.

" Nuestro objetivo es que no haya muertes o heridos", dijo Daep a The Associated Press.

En Manila algunas partes sufrían aún de la peor inundación en 40 años causada por Ketsana, que dejó más de dos millones de habitantes damnificados.

La perspectiva de otra tormenta fue desalentadora para muchos sobrevivientes de las inundaciones.

" Hemos sido golpeados tan duro. La situación ahora es sencillamente muy difícil; y no sé si podemos soportar otra calamidad", dijo Glen Juban, cuya hija de cuatro años murió al ser arrastrada por la corriente el sábado.

Se espera que Parma cruce por la costa de Luzon, al norte de Manila, con vientos máximos sostenidos de 195 kph (120 mph) y ráfagas de hasta 230 kph (140 mph). Si Parma alcanza vientos máximos sostenidos de 215 kph (133 mph) se convertirá en un " supertifón", según la designación de la oficina meteorológica filipina.

Los meteorólogos pronostican que continuará su trayecto hacia el sur del Mar de China para el domingo, pero se desconoce qué dirección pueda tomar después de este punto.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes