Fiscal de CPI abre investigación preliminar por crímenes contra rohinyás en Birmania

La fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) anunció el martes la apertura de una investigación preliminar sobre la presunta deportación de rohinyás desde Birmania a Bangladés.

Fatou Bensouda, informó en un comunicado que llevará a cabo "un examen previo completo de la situación actual".

Esto podría desembocar en una investigación formal de la CPI -que se instauró en 2002 para investigar crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad- y en posibles acusaciones.

Este es el primer paso hacia una investigación completa sobre la represión militar de Birmania que provocó que unas 700.000 personas de la minoría de los rohinyás huyeran desde el estado de Rakhín hacia Bangladés.

El anuncio se produce casi dos semanas después de que los jueces dictaminaran que aunque Birmania no sea signatario del Estatuto de Roma, instrumento constitutivo de la CPI, la corte todavía tiene jurisdicción sobre los crímenes cometidos contra los rohinyás ya que Bangladés sí es miembro signatario.

Bensouda declaró que la investigación inicial "podría tener en cuenta una serie de supuestos actos coercitivos que resultaron en el desplazamiento forzoso del pueblo rohinyá, incluida la privación de derechos fundamentales, asesinatos, violencia sexual, desapariciones forzosas, destrucción y saqueos".

Igualmente consideraría si se aplicarían otros crímenes a la difícil situación de los rohinyás "como crímenes de persecución y otros actos inhumanos".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes