Fiscal colombiano pide nombrar pronto investigador "ad hoc" en caso Odebrecht

El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, pidió hoy a la Corte Suprema de Justicia "celeridad" en la designación de un fiscal "ad hoc" para el caso de la constructora brasileña Odebrecht.

"Le he expresado a la Corte que perseveramos en nuestra tesis y consideramos desde el día uno que lo que se requiere es un fiscal 'ad hoc'", dijo Martínez a periodistas.

Las declaraciones las realizó el fiscal tras reunirse con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, y el vicepresidente del alto tribunal, Álvaro Fernando García Restrepo.

Según Martínez, en el encuentro agradeció a la Corte "la apertura con la que se miran los temas" e indicó que tiene "una profunda confianza en la Corte para que se avance en esa petición" y se tome una decisión antes del 19 de diciembre, día en el que finaliza el año judicial.

El pasado 16 de noviembre la vicefiscal general de Colombia, María Paulina Riveros, pidió a la Corte estudiar "la viabilidad" de nombrar un fiscal "ad hoc" para que asuma la investigación por el escándalo de corrupción de Odebrecht.

Riveros hizo la petición a la Corte luego de que una red de veeduría presentara una recusación en su contra para que se apartara de la investigación por haber manifestado su opinión sobre la misma y por su cercanía con Martínez.

El fiscal Martínez está en el ojo del huracán por los señalamientos que le hacen desde varios sectores que le acusan de conocer la corrupción de Odebrecht en el país antes de asumir el cargo y no denunciarlo.

El escándalo se avivó la semana pasada luego de que Noticias Uno emitiera una entrevista grabada en agosto pasado con el ingeniero Jorge Enrique Pizano, testigo clave en el escándalo, en la que aseguró que Martínez conocía desde 2015 supuestas irregularidades en la licitación para la construcción de la carretera Ruta del Sol.

En ese entonces Martínez era abogado del Grupo Aval, al cual pertenecen la Corporación Financiera Colombiana (Corficolombiana) y Episol, socias de Odebrecht en la construcción de la Ruta del Sol II.

Tres días después de la muerte del ingeniero, su hijo Alejandro Pizano Ponce de León, que había regresado de España a Colombia para asistir al sepelio de su padre, murió envenenado tras beber en su propia casa de una botella de agua que contenía cianuro que encontró en el escritorio de su padre.

Martínez ha negado que supiera de la corrupción en Odebrecht antes de llegar a la Fiscalía, el 1 de agosto de 2016 y aseguró que en las informaciones que recibió de Pizano un año antes no estaba claro que se tratara del pago de sobornos.

Según documentos publicados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, entre ellos Colombia, donde entregó más de 11 millones de dólares entre 2009 y 2014.

Sin embargo, la Fiscalía señaló luego que las coimas que presuntamente pagó la constructora en Colombia alcanzaron los 84.000 millones de pesos (unos 26,8 millones de dólares). 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes