Fiscal destapa a presunto cerebro de estafa en Colombia

BOGOTA(AP). David Murcia Guzmán, implicado en una estafa millonaria a numerosos colombianos y deportado de Panamá, fue acusado por la fiscalía de tener vínculos con el narcotráfico y de haber maquinado una red para lavar activos y sobornar a funcionarios.

Murcia fue presentado el jueves ante una jueza de control de garantías, Luz Marina Zamora, para que respondiera por los tres delitos que le imputa la fiscalía: enriquecimiento ilícito, lavado de activos y captación ilegal masiva de dinero.

La audiencia tuvo lugar un par de horas después que Murcia llegó a Bogotá procedente de Cartagena _650 kilómetros (403 millas) al norte de la capital_ adonde fue deportado por Panamá la madrugada del jueves.

En las afueras de la sede principal de la fiscalía, cientos de personas se manifestaron en apoyo a Murcia y su empresa DMG, involucrada en la estafa a numerosos ahorradores con la promesa de grandes ganancias. Adentro, Murcia tuvo que recibir, en una improvisada sala de audiencias, la artillería que le tenía preparada Luz Angela Bahamón, fiscal especializada en lavado de activos.

Bahamón empezó por recordar que la investigación contra Murcia y DMG comenzó _en agosto del 2007_ con el decomiso de una suma en moneda colombiana equivalente a 3,2 millones dólares que, según una testigo, pertenecían a Murcia y su empresa.

Fue así como se estableció una primera irregularidad: Murcia, su esposa y su madre hacían aportaciones de capital a DMG, dinero que a su vez les era pagado en cuestión de horas o días.

"No tiene sentido que una empresa que apenas está empezando preste dinero para pagarlo casi de inmediato. Eso es lavado de activos", consideró Bahamón, y afirmó que tenía pruebas de que esa operación anormal se hizo hasta por 2,000 millones de pesos (unos 870,000 dólares).

Más adelante, la funcionaria judicial leyó el contenido de una conversación intervenida entre la también detenida Margarita Pabón, asesora de DMG, y un hombre al que identificó sólo como "Juan".

En el diálogo telefónico, "Juan" le pide a Pabón que le diga "al de la colita larga" (refiriéndose a Murcia por su cabello largo) que esté tranquilo pues que ya habían sido borradas las evidencias que lo vinculaban con "el señor que viajó anoche".

De acuerdo con Bahamón, "el señor que viajó anoche" es Carlos Mario Jiménez (alias "Macaco"), un paramilitar que fue extraditado por el gobierno del presidente Alvaro Uribe el 7 de mayo a Estados Unidos para juzgarlo por narcotráfico.

La conversación interceptada a Pabón y a "Juan" tuvo lugar, según la funcionaria, el 8 de mayo de 2008, un día después de la extradición de "Macaco".

"Las fechas coinciden perfectamente", observó Bahamón.

Respecto al manejo de una red de empresas de fachada que pertenecían a DMG, la fiscal explicó que con el dinero que captaba y que prometía a sus ahorradores devolver con rendimientos astronómicos, Murcia empezó a crear firmas que se fortalecían mutuamente.

"La vaina (cuestión) es ir haciendo empresas y matando empresas, porque es que necesita ampliar esa situación y todo ese dinero que se vaya acumulando en bancos. Entonces lo van utilizando y lo pueden ir enviando para afuera y lo convierten en inversión a través de fondos", le dijo Murcia a una de sus empleadas en una de las conversaciones en poder de la fiscal Bahamón.

Uno de los objetivos finales de esa "maroma", dijo la funcionaria, era insinuar que se estaba al frente de un emporio económico sólido para así conseguir inversionistas en el exterior.

Al final, el producto del dinero aportado por los ahorradores _ahora estafados_ terminaba en países como Panamá, aseguró.

Murcia, según otra interceptación telefónica, también pretendía lavar en bolsas de valores el dinero producto de sus ilícitos.

Sobre las cifras de dinero captado por DMG, Bahamón dijo que su investigación tenía documentos que daban cuenta de que en lo que va del 2008 Murcia y sus socios habían captado más de un billón de pesos (unos 435 millones de dólares) de incautos ahorradores colombianos.

Una carta revelada por la fiscal Bahamón en la audiencia mostró una relación entre Murcia y su presunto poder de corromper a funcionarios.

En octubre del 2007, la policía decomisó en Cartagena el equivalente en moneda colombiana a unos 450.000 dólares. El dinero, dijo la fiscal, fue llevado por vía terrestre de Putumayo a ese puerto en el Caribe. Es decir, recorrió casi todo el territorio colombiano.

"¿Por qué no utilizaron los bancos?", se preguntó Bahamón, al tiempo que aseguró que al parecer ese dinero iba para "un político" del departamento de Bolívar en el norte del país. No dio detalles del político.

De acuerdo con las evidencias presentadas, cuando fue enterado por su cuñado William Suárez _hoy prófugo de la justicia_ de que el dinero había sido incautado, Murcia afirmó: "Yo hago el contacto con algunos de los generales que tengo y que ellos llamen allá para que les ayuden y les agilicen". La fiscal no ofreció detalles sobre la declaración.

Una interceptación telefónica más, según la fiscal, dejó al descubierto que Murcia invirtió o pretendía invertir 760 millones de pesos (unos 335.000 dólares) para sobornar a legisladores para que el Congreso aprobara una ley que beneficiara sus negocios.

"Acabo de colgar con David (Murcia) y que necesita 760 (millones) para el lobby en el Congreso, que toca girarlo porque mañana sale una ley y unas vainas (cuestiones), y toca empezar a pisar (corromper, al parecer) toda la gente, que es urgentísimo", le dice el también detenido Daniel Angel, de relaciones públicas de DMG, a una mujer a la que se identificó como Lina.

Tras 10 horas extenuantes de audiencia pública, la jueza Luz Marina Zamora avaló las pruebas de la fiscal Bahamón y decretó que Murcia y sus empleados Daniel Angel y Margarita Pabón debían ir a prisión. Ninguno aceptó los cargos y afirmaron que eran inocentes.

El abogado de Murcia, Abelardo de la Espriella, quien había defendido a capa y espada la legalidad de DMG, renunció a la defensa alegando que había sido engañado por sus clientes el martes cuando ofreció una rueda de prensa y presentó a dos extranjeros cercanos a DMG como socios del magnate estadounidense Donald Trump.

El proceso forma parte de las maniobras organizadas por Murcia, un hombre que estuvo a punto de poner en jaque el sistema financiero colombiano con su método de la "pirámide" y que hace cinco años ganaba 308.000 pesos (unos 134 dólares) al mes.

Sobre Murcia, el director de la policía colombiana, general Oscar Naranjo, dijo: "En 32 años que llevo en la institución nunca había conocido un delincuente tan singular como éste".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes