Fiscal peruano anuncia acuerdo con empresario vinculado a expresidente Toledo

El fiscal Rafael Vela, coordinador del equipo investigador del caso Lava Jato en Perú, anunció que se ha llegado a un acuerdo de colaboración eficaz con el empresario peruano-israelí Josef Maiman, vinculado con el presunto pago de sobornos al expresidente Alejandro Toledo (2001-2006).

"El acuerdo con el señor Maiman ya está cerrado también, hay que elaborar el documento de corroboración análogo al que se ha firmado en el caso de la empresa Odebrecht", señaló Vela tras volver a Lima desde Brasil, informaron este miércoles medios locales.

El fiscal, que el viernes pasado participó en Brasil en la firma de un acuerdo de colaboración con la constructora Odebrecht, indicó que el pacto con Maiman "será también objeto de presentación ante un juez del Poder Judicial para que efectúe el control de legalidad".

Vela dijo que los detalles del acuerdo serán entregados por el fiscal José Domingo Pérez al juez Richard Concepción Carhuancho para cumplir con el trámite que establece la ley peruana.

"Será muy valiosa la información, que se aplica tanto para el caso del equipo especial como al caso Ecoteva que está pendiente de acusación", detalló.

Según medios locales, Maiman ya declaró a la Fiscalía que utilizó sus empresas para recibir un presunto soborno por un total de 20 millones de dólares que Odebrecht entregó a Toledo por la licitación de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica sur.

La Fiscalía peruana dictó en abril de 2016 una orden de prisión preventiva de 18 meses a Maiman por ser sospechoso de ayudar a Toledo a cobrar el soborno de Odebrecht.

El exrepresentante de la constructora en Perú, Jorge Barata, admitió la entrega de ese dinero a la empresa Ecoteva, con sede en Costa Rica e inversiones en Perú, que supuestamente lo utilizó para adquirir propiedades a nombre de la suegra de Toledo, Eva Fernenburg, y pagar hipotecas del expresidente.

Toledo niega haber recibido el soborno de Odebrecht, aunque a lo largo del tiempo ha ofrecido diferentes versiones sobre el origen del dinero que usó para comprar las propiedades y pagar sus hipotecas.

Maiman, por su parte, ya expresó en 2017 su intención de alcanzar un pacto con la Fiscalía peruana, que cree que su testimonio ayudará a reforzar las acusaciones contra Toledo, quien permanece en Estados Unidos mientras es sometido a un proceso de extradición.

Toledo vive en California desde que concluyó su periodo gubernamental en Perú y, desde hace dos años, es investigado por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos, colusión y tráfico de influencias en agravio del Estado peruano.

Ante el lento avance del pedido de extradición, que ha sido criticado por la oposición política, el ministro peruano de Justicia, Vicente Zeballos, informó en enero pasado que el procedimiento "dura entre 2 a 3 años".

"El sistema de justicia norteamericano es muy celoso de la incidencia política y en eso hay que ser bastante cauto. No vaya a ser que se victimice el requerido y se pueda entender como una interferencia política", anotó.

El escándalo de sobornos de Odebrecht en Perú empezó a ser investigado en el país con el caso de Toledo, tras las declaraciones de sus exejecutivos ante la justicia de Estados Unidos de que entregaron aportes económicos a políticos y exfuncionarios entre 2005 y 2014 para adjudicarse la construcción de obras.

Además de a Toledo, la Fiscalía investiga a los expresidentes Alan García (2006-2011), Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), además de a la líder opositora Keiko Fujimori y a la exalcaldesa de Lima Susana Villarán. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes