Fiscales definirán motivo de tiroteo en Fort Hood

FORT HOOD, Texas, EEUU (AP). Los fiscales que buscan la pena de muerte para un psiquiatra del ejército estadounidense acusado de un tiroteo en Fort Hood en 2009 _donde mató a 13 personas_ pronto empezarán a tratar de responder una pregunta difícil, pero fundamental: ¿Por qué el mayor Nidal Hasan atacó a sus compañeros en el peor tiroteo jamás visto en una base militar estadounidense?

Hasta el momento ambas partes han ofrecido algunas pistas. A pesar de que Hasan se ha mantenido callado en la sala casi todo el tiempo, utilizó su breve declaración de apertura para decir al jurado que había "cambiado de bando" en lo que llamó la guerra de Estados Unidos contra el islam. Más tarde filtró documentos a los medios de comunicación que muestran que él creía que podía ser un mártir.

Los fiscales militares abrieron el juicio diciendo que demostrarían que Hasan sintió que tenía un "deber yihadista", en referencia a un término islámico para definir una guerra por motivos religiosos. Después de llamar a casi 80 testigos durante más de dos semanas, los fiscales dijeron el viernes que empezarían a intentar responder esa pregunta esta semana.

Sin embargo, lo que pueden decir a los miembros del jurado podría ser limitado por la juez a cargo del caso. A pesar de que se ha publicado mucha información sobre los puntos de vista extremistas de Hasan desde el tiroteo, los 13 oficiales militares que forman parte del jurado dijeron que no habían seguido de cerca el caso y que no habían leído la cobertura noticiosa durante el juicio.

El viernes los fiscales pidieron a la juez militar, la coronela Tara Osborn, aprobar las pruebas y varios testigos para explicar la mentalidad de Hasan. La evidencia incluye referencias a Hasan Akbar, un soldado musulmán condenado a muerte por atacar a sus compañeros soldados en Kuwait durante la invasión de Irak en 2003.

El fiscal Coronel Steve Henricks dijo a Osborn que Hasan había mostrado interés en el caso de Akbar y que la fiscalía quería demostrar que el ataque de Hasan era una "imitación". La juez, escéptica, dijo a Henricks que no quería llevar a cabo un "mini-juicio" de Akbar, y le preguntó cómo iba a presentar el caso a los miembros del jurado. Henricks dijo que planeaba llamar a un fiscal para discutir sus fundamentos, pero no identificó al fiscal. Akbar fue procesado por el coronel Mike Mulligan, el fiscal principal en el juicio de Hasan.

Henricks ha alegado que, además de su supuesto "deber yihadista", Hasan buscaba maneras de no ser asignado a nuevas misiones militares, y dijo que los testigos podrían incluir a ex compañeros que lo oyeron hablar de los terroristas suicidas.

Los fiscales también dijeron que querían presentar tres correos electrónicos, pero no dieron a conocer más detalles. El FBI ha dicho que Hasan envió numerosos mensajes de correo electrónico a partir de diciembre de 2008 a Anwar al-Awlaki, un clérigo islámico radical nacido en Estados Unidos y que perdió la vida en un ataque aéreo en Yemen en 2011.

Osborn se comprometió a decidir el lunes lo que los fiscales podrían presentar.

Hasan, que actúa como su propio abogado, dijo a los jurados durante su declaración de apertura de apenas un minuto que la evidencia "mostrará claramente que yo soy el asesino", pero que no cuenta toda la historia.

Desde entonces, su defensa ha sido casi inexistente.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada