Fiscalía de Costa Rica allana banco por caso de expresidente peruano Toledo

La Fiscalía de Costa Rica efectúa este jueves un allanamiento a la sede central del banco Scotiabank en busca de información relacionada al caso del expresidente de Perú Alejandro Toledo, quien habría trasladado a esa entidad dinero vinculado a sobornos de la empresa Odebrecht.

El allanamiento está a cargo de la Fiscalía Adjunta de Legitimación de Capitales y tiene como fin "ubicar información relacionada con el procedimiento establecido para la emisión de los certificados de depósito desmaterializados denominados Scotiaflex", indicó la Fiscalía en un comunicado.

Las autoridades también buscan información sobre el trámite a seguir para la aprobación de préstamos con garantía en los títulos Scotiaflex.

Las autoridades aseguran que han solicitado esa información al banco en cinco ocasiones a partir de mayo de 2018 y no ha sido entregada, por lo que este jueves efectuó el allanamiento.

Durante tres años y cinco meses, el caso contó con una desestimación solicitada por el entonces fiscal general Jorge Chavarría, quien en octubre de 2017 se acogió a su jubilación luego de ser suspendido por irregularidades en las investigaciones de sonados casos de corrupción.

El 14 de noviembre del 2017, la nueva fiscal general, Emilia Navas, ordenó la reapertura de diversos casos, entre estos la causa contra el expresidente peruano, pues aseguró que el caso requería de mayor análisis y la realización de diligencias de investigación que se habían omitido.

En esta causa figuran como imputados la suegra de Toledo, Eva Rosa Fernenbug; el encargado de seguridad durante su gobierno, Avraham Dan On; y el hermano de este, Shai Dan On; así como el empresario Josef Arieh Maiman, explicó la Fiscalía.

El caso es por el movimiento de 17 millones de dólares en cuentas bancarias de Costa Rica pertenecientes a sociedades anónimas conformadas en este país.

El expresidente peruano vive en California desde que concluyó su periodo gubernamental en Perú, y, desde hace dos años, es investigado por los presuntos delitos de lavado de activos, colusión y tráfico de influencias en agravio del Estado peruano.

De acuerdo con las investigaciones preliminares, Toledo le pidió un soborno de 20 millones de dólares a los representantes de Odebrecht en Perú para otorgarles la concesión para la construcción de dos tramos de la carretera Interoceánica sur.

El dinero fue transferido a cuentas de empresas de su amigo Josef Maiman, quien a su vez creó una compañía con la suegra de Toledo en Costa Rica para reenviar diversos montos a Perú para hacer adquisiciones inmobiliarias.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos está revisando el pedido de extradición solicitado por las autoridades peruanas.  

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes