Fiscalía de Ecuador ratifica tesis de asociación ilícita que salpica a Glas

La Fiscalía de Ecuador ratificó hoy sus sospechas sobre el delito de asociación ilícita que salpica al vicepresidente del país, Jorge Glas, en el marco de la investigación sobre la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

El fiscal general del Estado, Carlos Baca, tras acudir a una audiencia de testimonio anticipado por videoconferencia del exdirectivo de Odebrecht en Ecuador José Conceicao Santos, ratificó la tesis sobre el "cometimiento de delito de asociación ilícita".

"Con testimonio de José Conceicao S. se ratificó intervención en delito de asociación ilícita de personas privadas (con orden de prisión) y exfuncionarios públicos" vinculados al caso, señaló la Fiscalía en su cuenta de Twitter.

Asimismo, reveló que, además del testimonio del exdirectivo de Odebrecht, la Fiscalía ecuatoriana "recibió información de EE.UU. y Bahamas que está siendo procesada".

La audiencia de testimonio anticipado de José Conceicao Santos se efectuó a través de una videoconferencia desde un consulado de Ecuador en Brasil, informó la Fiscalía.

El escándalo de corrupción de Odebrecht en Ecuador ha causado la vinculación del vicepresidente Glas, quien ha defendido su inocencia, aunque ello no ha impedido incluso su distanciamiento con el presidente del país, su correligionario Lenín Moreno.

Moreno, por considerar ofensiva una carta de Glas, retiró todas las funciones del Vicepresidente en agosto pasado, lo que ahondo sus diferencias, aunque el segundo mandatario conserva el cargo y ha afirmado que no dimitirá.

Justamente, el vicepresidente Glas compareció el martes ante la Fiscalía para ampliar otra versión libre y voluntaria sobre la misma causa efectuada semanas atrás.

Glas ha denunciado una supuesta conspiración en su contra por parte de opositores y medios de información críticos a él.

En diciembre pasado, el Departamento de Justicia de EE.UU. informó que la constructora Odebrecht había pagado 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de América Latina y África.

Ese informe indicaba que en Ecuador, entre 2007 y 2016, la firma brasileña presuntamente pagó sobornos por valor de más de 35,5 millones de dólares a "funcionarios del Gobierno", lo que supuestamente le generó unos beneficios de más de 116 millones de dólares.

Otros diez sospechosos del mismo caso ya están bajo arresto, entre ellos un tío del vicepresidente. EFE

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7