Fiscalía anuncia que imputará a presidente de Globovisión

CARACAS ( AP). La Fiscalía General anunció el jueves que imputará la próxima semana a Guillermo Zuloaga, presidente de la televisora de noticias Globovisión, por el presunto " almacenamiento irregular" de 24 vehículos.

El proceso iniciado contra el empresario se da en medio de las tensiones que surgieron a comienzos de mes luego que el mandatario Hugo Chávez amenazó con tomar severas sanciones contra Globovisión y otros medios locales a los que acusó de " conspirar" y de estar " incitando al odio".

El Ministerio Público indicó en un comunicado que citó para el 4 de junio a Zuloaga para " imputarlo por el presunto almacenamiento irregular de 24 vehículos", que fueron localizados en una vivienda de su propiedad durante un allanamiento que realizaron la semana pasada las autoridades.

La fiscal general, Luis Ortega Díaz, dijo que el Ministerio Público basó el proceso contra el empresario en unos documentos que consignó el Ministerio de Comercio que revelan la existencia de " presuntas irregularidades por parte de los directivos de las concesionarias Toyosam y Toyoclub", compañías que están vinculadas a Zuloaga, según refiere el escrito.

Ortega Díaz declaró en un programa de la televisora estatal que durante el allanamiento a la propiedad de Zuloaga, que ocurrió el 21 de mayo, " nos encontramos con una situación anormal, que es una conducta de presunta obstaculización, de obstrucción a la justicia" que podría " revestir carácter penal", pero no se precisó quienes serían procesados por ese hecho.

Chávez rechazó el jueves los señalamientos de algunos senadores estadounidenses y opositores locales que denunciaron que el proceso abierto contra el propietario de Globovisión representa una amenaza a la libertad de expresión.

" Vienen a condenarnos a nosotros. Qué cinismo. En Estados Unidos persiguen, amenazan ... la libertad de expresión", dijo Chávez.

El gobernante indicó, sin mencionar el nombre de Zuloaga, que " el dueño de un canal de televisión es uno de los mafiosos".

Chávez ordenó al ministro del Comercio, Eduardo Samán, comunicarse con la ensambladora japonesa Toyota para solicitarle explicaciones sobre el caso de las concesionarias de Zuloaga. " Esas empresas tienen que responder porque se presume complicidad en la misma empresa", acotó.

" No vamos a permitir que el envenenamiento mediático continúe", afirmó Chávez luego de instar al ministerio encargado del sector de telecomunicaciones, a la Fiscalía General y al Tribunal Supremo de Justicia a actuar para sancionar a los responsables de los " mensajes de odio", y de las agresiones que habrían sufrido empleados de medios estatales.

Zuloaga rechazó el allanamiento que hicieron las autoridades a su propiedad, y denunció que estaba recibiendo presiones del gobierno para callar a Globovisión, que es la única televisora local que es fuerte crítica del gobierno.

El empresario señaló que la propiedad allanada es la sede de su oficina privada y sirve de depósito " por razones de seguridad" de una distribuidora de vehículos Toyota de su propiedad, ubicada en la vecina ciudad de Valencia " donde nos han robado".

El allanamiento se produjo en momentos en que el ente regulador del sector de las telecomunicaciones está investigando a Globovisión bajo cargos de incitar al "pánico" al criticar al gobierno por la lenta respuesta que tuvo durante el sismo que ocurrió el 4 de mayo en el centro del país.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes