Fiscalía brasileña acusa a empresa de etanol de esclavizar a 1.551 empleados

ETIQUETAS

El Ministerio Público Federal de Brasil (Fiscalía) denunció a siete responsables de la fabricante de etanol Infinity Bio-Energy por haber sometido a 1.551 trabajadores a una "condición análoga a la esclavitud", informaron el lunes fuentes oficiales.

Los abusos fueron descubiertos en 2009 en los cañaverales y destilerías que esa empresa posee en los municipios de Pedro Canário y Conceição da Barra, en el norte del estado de Espíritu Santo (sureste), según un comunicado del ente acusador.

Los trabajadores tenían que cumplir jornadas exhaustivas, muchos cobraban salarios inferiores al mínimo legal y las condiciones laborales también tenían serias carencias en seguridad y salubridad.

"Las comidas eran insuficientes, se servían en lugares inadecuados y, muchas veces, ya estropeadas por la falta de conservación", detalló la Fiscalía.

El pago se realizaba siete días después de la realización del trabajo, con base en cálculos determinados por la empresa de los que no se informaba a los empleados.

Los jornaleros tampoco tenían los descansos necesarios ni cobraban por el tiempo que les costaba llegar al campo -cerca de dos horas- en los autobuses de la empresa.

Entre los siete acusados se encuentran cinco dirigentes de Infinity Bio-Energy, que de ser hallados culpables podrían ser condenados a ocho años de cárcel y al pago de multas.

A los otros dos acusados se les responsabiliza por captar a los trabajadores y, como se considera que estaban a las órdenes de los jefes de la empresa, se enfrentan a condenas menores, de hasta tres años de prisión.

La industria de la caña de azúcar, materia prima del azúcar y también del etanol que en Brasil se mezcla con la gasolina, es uno de los sectores más afectados por abusos a los trabajadores.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada