La Fiscalía apela contra la cautelar que puede liberar a Lula de la cárcel

La Fiscalía General de Brasil presentó una apelación con carácter de urgencia contra la cautelar dictada hoy por un magistrado de la Corte Suprema que ordena excarcelar a los presos con condena en segunda instancia, que pudiera beneficiar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, en prisión desde abril.

"A fin de evitar una grave lesión al orden y la seguridad", la titular de la Fiscalía General, Raquel Dodge, pidió al Supremo "la suspensión" de esa medida cautelar hasta que sea juzgada en el pleno del tribunal, lo que solamente podría ocurrir en febrero del año próximo, cuando concluirá un receso judicial que comenzó hoy mismo.

La cautelar fue dictada hoy por el juez Marco Aurelio Mello y se apoya en un artículo de la Constitución según el cual una pena solo puede ser ejecutada cuando se agota toda la fase de apelaciones y no una vez que la sentencia se confirma en segunda instancia, que es el caso de Lula y de otras 169.300 personas que están en la cárcel.

La apelación de la Fiscalía General deberá ser analizada por el presidente de la Corte Suprema, José Antonio Dias Tóffoli, quien ha quedado como único responsable del tribunal una vez que ha comenzado el receso.

En su alegato, la Fiscalía expone que la posibilidad de ejecutar la pena ya con una condena en segunda instancia, aún cuando resten apelaciones, fue establecida por el propio Supremo en 2016.

Recuerda que, este mismo año, al analizar un recurso presentado por la defensa de Lula, el Supremo ratificó esa jurisprudencia, en una ajustada votación de los magistrados que concluyó 6-5.

A ese resultado hizo alusión el magistrado Mello en la cautelar que dictó hoy, en la que consideró que esa mínima diferencia "no puede" imponerse a lo que, según su interpretación, establece la Constitución del país.

En su decisión, el magistrado estableció como única excepción los casos de las personas que están en prisión preventiva, regulada por otro artículo y dictada cuando es necesario dar "garantías para el orden público, económico o conveniencia" del proceso judicial.

La defensa de Lula se movió con rapidez y menos de una hora después de conocida la cautelar solicitó su liberación, aunque la jueza responsable del caso aún no se ha pronunciado y podría esperar a que primero lo haga el presidente del Supremo sobre la apelación presentada por la Fiscalía. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes