Fiscalía francesa pide un juicio contra sospechoso de atentado contra una sinagoga

La fiscalía francesa quiere llevar ante la justicia al libano-canadiense Hasan Diab, único sospechoso del atentado contra una sinagoga en París en el que murieron cuatro personas el 3 de octubre de 1980, informaron este miércoles fuentes conocedoras de la investigación.

El ministerio público señala no obstante que hay "dudas" sobre su presencia en París en el momento de los hechos, que deberán debatirse ante el tribunal, según una de las fuentes contactadas por la AFP.

Los jueces de instrucción deberán ahora decidir si envían o no el caso ante el tribunal especial, compuesto únicamente por magistrados profesionales.

El libano-canadiense, que tiene actualmente 64 años, siempre ha defendido su inocencia. La policía lo detuvo el 13 de noviembre de 2008 a petición de jueces franceses.

La justicia sospecha que fabricó y depositó un artefacto explosivo en el maletero de la moto que abandonó supuestamente cerca de la sinagoga en la calle Copernic, en el centro de París.

Diab alega que estudiaba en Beirut cuando se produjo el atentado y afirma ser víctima de una confusión provocada por una homonimia.

Pese a ello, fue extraditado a Francia el 15 de noviembre de 2014, y el mismo día se le imputó, entre otros delitos, por asesinatos, intentos de asesinatos y destrucción de bienes.

Tras 18 meses en prisión, la justicia francesa liberó a Diab con un brazalete electrónico y lo puso en arresto domiciliario. Una decisión anulada en mayo de 2016 por una corte de apelación.

El 28 de julio de 2017, los jueces de instrucción anunciaron el final de su investigación. Diab fue liberado el 8 de noviembre, pero la corte de apelación de París suspendió esa decisión días después.

La investigación, una de las más antiguas en París, atribuyó el atentado a un grupo nacido de una escisión en el seno del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).

Para justificar el juicio a Diab, la fiscalía destaca varios elementos contra él como "notas de inteligencia convergentes y reiteradas", el parecido del sospechoso con los retratos robot realizado tras el atentado y el hallazgo de un pasaporte a su nombre con selos de entrada y salida de España, de donde salió supuestamente el comando que perpetró el ataque contra la sinagoga.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes