Fiscalía investiga a guardaespaldas de Macron por golpear a manifestante

La fiscalía de París anunció este jueves el inicio de una investigación preliminar después de la difusión de imágenes en las que aparece un colaborador del presidente francés, Emmanuel Macron, golpeando a un manifestante el pasado 1 de mayo.

Alexandre Benalla fue el responsable de la seguridad de Macron durante la campaña presidencial, antes de que lo nombraran "responsable de misión" en el Elíseo, un cargo adjunto al del jefe de gabinete del presidente, François-Xavier Lauch.

La investigación judicial deberá aclarar la responsabilidad de la agresión además de la "usurpación de funciones reservadas a la autoridad pública", informó la fiscalía de París.

Tras la revelación de un vídeo por el diario Le Monde este miércoles por la noche, el colaborador del Elíseo es acusado de haber utilizado un casco de la policía, aunque no ocupaba ningún cargo en las fuerzas de seguridad.

En mayo, Benalla fue suspendido durante dos semanas y luego recuperó su trabajo, aunque fue trasladado a otro puesto para realizar tareas administrativas.

Recibió "la sanción más grave aplicada a un responsable de misión del Elíseo", aseguró este jueves el portavoz de la presidencia francesa.

En las imágenes, Benalla, equipado con un casco de la policía, aparece cogiendo por el cuello a una joven, antes de golpear violentamente a un manifestante que ya se encontraba en el suelo, rodeado por agentes antidisturbios.

"El director del gabinete de Macron, Patrick Sforza, confirmó que Benalla era el hombre que aparece en el vídeo", informó Le Monde.

Sforza también indicó a este diario francés que suspendieron temporalmente a Alxandre Benalla del 4 al 19 de mayo y que lo amenazaron con su despido en el caso de que se produjera un nuevo incidente.

Alexandre Benalla había pedido "observar" el mantenimiento del orden durante el 1 de mayo, lo que el director del gabinete del Elíseo aceptó.

Como sucedió el año pasado, la manifestación del día del trabajador en París estuvo marcada por los destrozos efectuados por un grupo minoritario de manifestantes y las confrontaciones entre miembros de la izquierda radical y agentes antidisturbios. Unos incidentes que comportaron la detención de 283 personas.



El presidente francés rechazó este jueves hacer declaraciones sobre este incidente durante un desplazamiento al suroeste de Francia.

Tras la revelación de esta polémica, varios dirigentes de la oposición pidieron que este colaborador del Elíseo recibiera una sanción más dura.

El líder de Los Republicanos (derecha), Laurent Wauquiez, pidió a Macron que "aclarara los hechos" y que precisara "si hubieron maniobras para silenciar este incidente".

El secretario general de los socialistas franceses, Olivier Faure, declaró que el colaborador del Elíseo debería asumir sus responsabilidades ante la justicia, reprochando al director del gabinete del Elíseo de que no hubiera denunciado estos hechos.

Laurent Saint-Martin, diputado de La República en Marcha (el partido de Macron), aseguró que el colaborador "no tendría que seguir trabajando en el Elíseo", ya que "no cumplió" con sus responsabilidades, aunque consideró que la presidencia francesa actuó correctamente al haberlo relegado profesionalmente.

mch/vm/pid-ggy/shu/epe/lv/eb/zm

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes