Formalizan y expulsan a soldados bolivianos por ingresar a Chile

SANTIAGO DE CHILE (AP). Catorce militares bolivianos armados que ingresaron ilegalmente a Chile serán acusados judicialmente el domingo y luego expulsados del país.

Los soldados serán llevados a un tribunal de Pozo Almonte, unos 1.800 kilómetros al norte, donde la fiscalía los acusará de porte ilegal de armas y receptación de vehículos robados, informó Manuel Guerra, Fiscal de la región de Tarapacá.

Después que se notifique a los soldados que serán investigados con relación a las armas y los vehículos, serán expulsados de Chile, debido a las bajas penas que conllevan los delitos.

Inicialmente, la fiscalía _que es autónoma_ intentó acusar a los soldados de robo con intimidación de los vehículos en que fueron descubiertos en suelo chileno, pero los cinco acusadores, también bolivianos, dijeron en una audiencia que no pudieron reconocerlos.

Los soldados fueron arrestados la madrugada del viernes en territorio de Chile, a bordo de dos camionetas con patente chilena, con fusiles y pistolas, lo que derivó en una protesta formal ante Bolivia y en una citación del cónsul boliviano a la Cancillería.

El cónsul boliviano en Iquique, Raúl Ruiz, defendió a los soldados y acusó a los cinco denunciantes. "Vamos a investigarlos y a demostrar que ellos efectivamente son personas que se dedican al contrabando de vehículos".

Los civiles bolivianos acusaron a los soldados tras enterarse de su detención.

El vicepresidente boliviano Alvaro García dijo en la víspera que Bolivia ofrecerá "las disculpas del caso", si se confirma la incursión de los soldados armados a bordo de las camionetas con placas chilenas.

El incidente se registra en momentos en que las relaciones bilaterales volvieron a tensionarse, desde marzo, cuando el presidente boliviano Evo Morales advirtió que llevará a Chile ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, por su demanda de acceso soberano al océano Pacífico.

Si los bolivianos hubieran reconocido a sus compatriotas soldados como autores del robo de sus vehículos, los militares habrían quedado detenidos, lo que habría escalado el nuevo roce chileno-boliviano.

Bolivia lamentó el "incidente", según un comunicado del Ministerio de Defensa, que también pidió la devolución del armamento, a lo que el fiscal Guerra se negó.

"Las armas están incautadas y quedan en poder de la autoridad chilena. No podemos permitir la devolución si con ellas se cometió el delito de tenencia ilegal", afirmó el fiscal regional.

Las relaciones bilaterales oscilan entre altos y bajos por la demanda histórica de Bolivia de recuperar su acceso al mar, que perdió en una guerra con Chile en 1879.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes