Francia identifica a principal autor intelectual de ataques

Francia identificó a un belga de 27 años, que luchó con el grupo Estado Islámico en Siria y alguna vez alardeó haber matado a "infieles", como el autor intelectual de los ataques en París, en tanto que el presidente, François Hollande, prometió el lunes que integrará una coalición internacional unida capaz de derrotar a los yihadistas en el país y el extranjero.

En un discurso ante legisladores después de que Francia guardara un minuto de silencio en honor de las 129 personas fallecidas y 350 heridas a causa de los ataques, Hollande dijo que las víctimas procedían de al menos 19 naciones, y que la comunidad internacional, con Estados Unidos y Rusia al frente, debe superar sus profundas divisiones sobre Siria y destruir a la milicia radical Estado Islámico en su propio terreno.

" Los actos de guerra del viernes fueron decididos y planeados en Siria. Fueron organizados en Bélgica y perpetrados en nuestro suelo con la complicidad de franceses con un objetivo específico: sembrar el temor y dividirnos", declaró Hollande ante el Parlamento en una sesión conjunta extraordinaria convocada en el Palacio de Versalles.

" Siria se ha convertido en la fábrica más grande de terrorismo que haya conocido el mundo, y la comunidad internacional continúa aún demasiado dividida y desarticulada", agregó.

Mientras el presidente pronunciaba su discurso, miles de personas se reunían en diversos monumentos de recuerdo improvisados con velas en la Plaza de la República y debajo de la Torre Eiffel, que al igual que muchas de los principales monumentos en una de las ciudades más visitadas del mundo, reanudó el lunes su actividad con ánimo desafiante.

La torre estaba iluminada de rojo, blanco y azul — los colores de la bandera francesa — y en su base se proyectaba con luces blancas el lema de la ciudad de "batida por las olas, pero no hundida", en referencia a una urbe que jamás zozobra y desafía mares tormentosos.

Las agencias de inteligencia de Francia y otros países occidentales afrontan el desafío urgente de rastrear a los sobrevivientes de las tres unidades del Estado Islámico que causaron un derramamiento de sangre sin precedentes en Francia y, quizás lo más importante, atacar a los comandantes de esa organización que se encuentran a gran distancia en las regiones de Siria que controla el EI.

Un funcionario francés de seguridad dijo que autoridades de inteligencia antiterroristas identificaron a Abdelhamid Abaaoud, un belga de origen marroquí, como el principal orquestador de los ataques del viernes 13 en un concierto de rock, un partido de fútbol y lugares concurridos en uno de los distritos más de moda en París.

El funcionario citó conversaciones de miembros de EI en las que Abbaoud habría recomendado un concierto como un objetivo ideal para causar un gran número de víctimas, así como comunicaciones electrónicas entre Abbaoud y uno de los atacantes que se inmoló. El funcionario solicitó anonimato por lo sensible de la investigación.

Abbaoud llamó la atención pública el año pasado cuando en un video de propaganda del EI hizo alarde del orgullo que sentía por haber apilado cadáveres de enemigos "infieles" en un remolque. Las agencias antiterroristas lo vincularon anteriormente con diversos planes de ataque abortados este año en Bélgica y Francia, incluido uno en un tren que fue evitado por pasajeros estadounidenses que sometieron al asaltante armado.

La policía francesa, amparada por el estado de emergencia, efectuó 168 allanamientos desde el domingo en la noche que resultaron en el arresto de 127 personas y el decomiso de 31 armas.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, dijo que la policía incautó un fusil de asalto Kalazhnikov, tres pistolas automáticas y un chaleco antibalas a un supuesto vendedor de armas que simpatiza con los yihadistas, así como un lanzador de cohetes y otros equipos militares que estaba en la casa de los padres de esa persona.

Sin embargo, la policía no anunciado aún la captura de ninguno de los implicados directamente en la matanza del viernes.

Siete atacantes perdieron la vida — seis después de activar sus chalecos con explosivos y uno por disparos de la policía — aunque autoridades de inteligencia iraquíes dijeron a The Associated Press que según sus fuentes, 19 individuos participaron en los atentados y cinco más facilitaron apoyo logístico.

La policía francesa permitió accidentalmente que uno de los presuntos conductores de un vehículo utilizado por uno de los grupos atacantes, Salah Abdeslam, de 26 años, evitara el sábado el arresto en la frontera y cruzara a su Bélgica natal.

El lunes, policías belgas, con pasamontañas, máscaras antigás y protecciones corporales, allanaron el presunto escondite de Abdeslam en el distrito Molenbeek de Bruselas, sin éxito.

El hermano de Abdeslam, Brahim, estaba entre los suicidas. Brahim mató a un civil cuando se inmoló en el exterior de un restaurante. La policía en Moenbeek arrestó a otro hermano, Mohamed, pero lo dejó en libertad sin cargos el lunes.

Después de que la policía lo dejara libre, Mohamed Abdeslam dijo a la prensa que su familia no podía creer que sus hermanos fueran yihadistas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7