Francia refuerza seguridad para vuelos a EEUU

Francia está reforzando la seguridad en vuelos a Estados Unidos ante la preocupación de las autoridades estadounidenses de que la red al-Qaida esté tratando de crear un nuevo tipo de explosivo.

El gobierno de Barack Obama pidió esta semana mayores medidas de seguridad en aeropuertos extranjeros que cuenten con vuelos directos a Estados Unidos, lo que ocasionó que los aeropuertos británicos reforzaran la seguridad el jueves.

Las autoridades francesas de aeronáutica civil anunciaron el viernes una mejoría en las medidas de seguridad "para el periodo de verano" boreal. La agencia indicó que tales ajustes podrían causar retrasos en vuelos con destino a Estados Unidos.

Funcionarios del gobierno francés se negaron a detallar las medidas, argumentando una necesidad de discreción en temas de seguridad.

Un temor es que los extremistas con pasaporte estadounidense o de cualquier otro país de Occidente pudieran llevar el explosivo a un avión sin ser detectado por los controles de seguridad aeroportuaria.

En el aeropuerto Charles de Gaulle de París, los vuelos con destino a Estados Unidos sufrieron retrasos de entre 30 minutos y una hora el viernes. Sophie le Poulennec, una pasajera de 26 años que se dirigía a Chicago, dijo que esperaba que no hubiera nuevas restricciones en cuanto a equipaje como resultado de las medidas.

"No recibí hoy información sobre esto", dijo en el aeropuerto.

Un funcionario estadounidense de contraterrorismo dijo esta semana que las autoridades de inteligencia de Estados Unidos han captado indicios de que los fabricantes de bombas de al-Qaida en la Península Arábiga, filial de la red terrorista en Yemen, han viajado a Siria para unir fuerzas con la facción de esa red terrorista en ese país, conocida como el Frente Al-Nusra. Los grupos trabajan para perfeccionar un dispositivo explosivo que pudiera engañar a la seguridad aeroportuaria, de acuerdo con el funcionario.

Olivier de France, un experto de seguridad europeo para el Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas, dijo que de antemano existe la capacidad de colocar dispositivos explosivos "en cualquier objeto, desde calzado, bebidas energéticas e incluso implantar tales dispositivos por medio de cirugía".

Lo que difiere ahora, explicó, es que "esta capacidad, tememos, ahora haya proliferado en dirección a Siria y en dirección a Irak... en dirección a combatientes que bien podrían contar con pasaportes europeos y por lo tanto bien podrían tener acceso inmediato a vuelos transatlánticos".

Señaló que las medidas de seguridad reforzadas podrían involucrar revisiones más minuciosas de dispositivos móviles y computadoras. Agregó que no deberían ser causa de "ninguna histeria en particular" y subrayó la importancia de que los gobiernos compartan información para incrementar la seguridad.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7