Frontera entre Nicaragua y Costa Rica paralizada por flujo de cubanos

La frontera entre Nicaragua y Costa Rica se mantenía cerrada este martes debido a la crisis originada por el flujo de inmigrantes cubanos que esperan en el lado costarricense seguir hacia el norte, pese a que Managua les negó el paso, informó una fuente oficial.

"El transporte internacional de carga y pasajeros se mantiene paralizado" en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, lo que afecta al "comercio y transporte de toda la región centroamericana", indicó el gobierno en su página web.

Según la información, " los cubanos en territorio costarricense mantienen cerrado el paso de los buses de pasajeros, mientras se forma una larga fila de furgones de carga por ambos lados de la frontera", lamentó el gobierno.

La llegada de los migrantes de la isla, quienes intentan ingresar a Estados Unidos, generó tensiones entre los dos países centroamericanos.

Nicaragua expulsó el domingo hacia Costa Rica a centenares de cubanos que habían ingresado por la fuerza por el puesto de Peñas Blancas, luego que el vecino país les extendió una visa temporal de tránsito.

Managua acusó a San José de violar su soberanía y de causar una crisis humanitaria, mientras que Costa Rica criticó duramente el uso de las fuerzas armadas para repeler a los migrantes.

Unos 2.000 cubanos permanecían atrapados el lunes en un limbo migratorio en la frontera entre los dos países.

Los migrantes de Cuba llegan en avión a Ecuador, donde no requieren visa para ingresar, y se trasladan por tierra a Colombia y en lancha hasta Panamá, donde continúan su recorrido por tierra hasta Estados Unidos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7