Fuego aún amenaza 12 mil casas

LOS ANGELES ( AP). Los bomberos lograron el martes algunos avances en su lucha contra un incendio gigantesco cerca de Los Angeles pero advirtieron que esto podría ser apenas un anticipo del futuro inmediato, ya que el pico de la temporada de incendios en el sur de California ni siquiera ha empezado.

Los peores incendios suelen comenzar en el otoño boreal cuando el fuerte viento de Santa Ana puede empujar las llamas desde las áreas más agrestes hasta los suburbios de la ciudad. Este año, el sur del estado podría tener una larga temporada de incendios.

" Cuando vemos que un incendio arde como éste sin el viento de Santa Ana, sabemos que con el viento sería mucho peor, mucho más intenso", dijo el capitán Mark Whaling, de los bomberos del condado de Los Angeles.

El Santa Ana puede ser altamente devastador cuando impulsa un incendio porque baja desde el norte y alcanza velocidades altas al pasar por cañones y pasos montañosos para lanzarse sobre las áreas urbanizadas.

Los vientos han estado calmos desde que el incendio comenzó al norte de Los Angeles, pero las llamas cubrieron casi 500 kilómetros cuadrados (190 millas cuadradas) de bosque en una semana. Unas 12,000 viviendas seguían en peligro mientras aviones y 3,600 bomberos combatían las llamas a lo largo de un frente de 80 kilómetros (50 millas).

Las llamas ya destruyeron 53 casas y causaron graves daños en el vecindario suburbano de Tujunga Canyon, donde los residentes regresaban a ver qué quedaba de sus hogares.

Unas 2,000 personas se vieron obligadas a evacuar sus viviendas en medio del calor sofocante de las llamas mientras los jefes de los bomberos advertían que tomaría semanas contener el fuego.

El incendio estaba rodeado apenas en un 5%, pero el comandante del Servicio Forestal Mike Dietrich dijo que esa cifra podría duplicarse hacia la noche del martes y estaba satisfecho con el avance.

" Hay mucho más trabajo para hacer", dijo. " Aún es una situación muy riesgosa, aún podría darse vuelta".

El incendio de Station no era el único importante en el sur del estado.

Al este de Los Angeles, 2,000 casas corrían peligro por un fuego de casi 4 kilómetros cuadrados (1,5 millas cuadradas) en Oak Glen y cerca de allí, en Yucaipa, otro incendio de similar tamaño amenazaba unas 900 viviendas.

" Hay acción en todos lados", dijo el gobernador Arnold Schwarzenegger en una conferencia de prensa interrumpida por el ruido de un helicóptero, en el condado de San Bernardino.

El clima estaba más húmedo el martes, lo que ayuda a que los arbustos no se quemen tan rápido pero también significa que hay más posibilidades de rayos. Hubo algunas lloviznas, pero no lluvias considerables.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes