Fuentes: Trump sabía desde hace tiempo que Flynn desinformó

El presidente Donald Trump sabía desde hace tiempo que su asesor de seguridad nacional no le había dicho la verdad a su vicepresidente sobre los contactos que tuvo con funcionarios rusos, y esperó casi tres semanas antes de despedirlo, dijeron fuentes de la presidencia.

Trump se enteró de las respuestas evasivas de su asesor Michael Flynn apenas seis días después de ser juramentado, dijeron los funcionarios.

Flynn fue interrogado por el FBI sobre sus conversaciones telefónicas con el embajador ruso ante Estados Unidos, indicio de que los contactos con los rusos habían atraído la atención de las agencias de seguridad.

Sin embargo, al parecer lo que ofendió a la presidencia no fue que Flynn tuvo esos contactos con los rusos y quizás habló de la posibilidad de derogar las sanciones económicas impuestas a Moscú —lo que sería una violación de una ley rara vez aplicada— sino el hecho de que lo negó durante varias semanas, engañando al vicepresidente Mike Pence y a otros funcionarios sobre el contenido de los diálogos.

La Casa Blanca dice que revisó minuciosamente las interacciones de Flynn, incluyendo transcripciones de conversaciones telefónicas clandestinamente grabadas por las agencias de inteligencia, y no hallaron nada ilegal.

Pence, quien había defendido a Flynn en una entrevista televisada, estaba dolido y enojado, dijeron las fuentes.

Por su parte, Trump culpó a la prensa.

En un tuit el miércoles por la mañana, criticó a los medios de comunicación por enfocarse "en esta tontería sobre una conexión rusa... los autores de noticias falsas se están volviendo locos con sus teorías conspirativas y su odio ciego". Añadió que la cobertura del tema "es simplemente un intento de encubrir los muchos errores que cometió Hillary Clinton en su campaña perdedora".

Añadió Trump en otro tuit: "Se le está dando información ilegalmente a los fracasados @nytimes & @washingtonpost por las agencias de inteligencia (¿por la NSA, o será el FBI?). Lo mismo que Rusia".

El martes en la Casa Blanca, el secretario de prensa Sean Spicer dijo a reporteros: "La merma en la confianza como resultado de esta situación, y una serie de otros incidentes cuestionables, es lo que llevó al presidente a pedirle al general Flynn su renuncia".

Flynn, en una entrevista el lunes con The Daily Caller News Foundation, dijo que "no se cruzó ningún límite" en sus conversaciones con el embajador ruso Sergey Kislyak.

 

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes