Fuerte explosión en aeropuerto afgano

KABUL (AP) — Un coche bomba estalló el lunes en los portones del aeropuerto de Jalalabad en el este de Afganistán, informaron las autoridades. Aún no se conoce el número de víctimas pero se teme sean muchas.

El vocero de la provincia de Nangahar, Ahmadzia Abdulzai, indicó que aún no se conocía cuántas personas estaban heridas o fallecieron. Señaló que la explosión fue causada por explosivos colocados en un vehículo, aunque no se aclaró si el automóvil estaba estacionado y fue activado a control remoto o si era conducido por un atacante suicida hasta los portones del aeropuerto.

La explosión fue "muy fuerte", dijo el vocero de la policía provincial, Hazrad Mohammad. No dio más detalles pero dijo que se teme que haya muchas víctimas.

Un fotógrafo de AP dijo que vio al menos cuatro autos destruidos en el aeropuerto, por donde pasan aviones civiles y militares.

La explosión se produce después de casi una semana de cruentas protestas en Afganistán en torno a la creciente crisis por la por la quema de libros sagrados musulmanes en una base estadounidense. Más de 30 personas han muerto a causa de la violencia, entre ellos cuatro soldados estadounidenses.

Los insurgentes atacan por lo general a instalaciones del gobierno afgano por lo cual no se tiene seguridad si el ataque de Jalalabad fue en represalia por la quema de ejemplares del Corán.

Sin embargo, el jefe de la diplomacia estadounidense en Afganistán dijo que la violencia no cambiaría el rumbo de Washington.

"Las tensiones son muy altas aquí, y creo que tenemos que dejar que las cosas se calmen, regresar a un ambiente más normal, y luego seguir adelante con los asuntos", dijo el embajador Ryan Crocker al programa "State of the Union" de la CNN.

"Este no es el momento de decidir que ya acabamos aquí", dijo. "Tenemos que redoblar nuestros esfuerzos. Tenemos que crear una situación en la que al-Qaida no va a volver".

El ataque a la base se produjo un día después de que dos asesores militares de Estados Unidos — un teniente coronel y un mayor — fueron hallados muertos tras recibir disparos en la cabeza en su oficina del Ministerio del Interior, en el corazón de la capital. El edificio es uno de los más fuertemente custodiados de la ciudad, y los asesinatos plantearon dudas sobre la seguridad en momentos en que tropas de la coalición continúan su retirada.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes