Fuerte sismo sacude Haití; habría numerosas víctimas

PUERTO PRINCIPE (AP) — El sismo más potente en la historia del Caribe estremeció el martes Haití, donde un hospital se derrumbó y la gente pedía ayuda a gritos, informaron autoridades y testigos. El embajador de la vecina República Dominicana dijo que había graves destrozos en Puerto Príncipe.

El vocero presidencial de República Dominicana, Rafael Núñez, dijo que había hablado con el embajador en el país vecino, Rubén Sillén, quien dijo que numerosos inmuebles de la capital, incluido un hospital infantil, quedaron destruidos por el terremoto.

"Acabo de hablar con el diplomático y me manifestó con gran pesar, que el hospital de niños ubicado en las cercanías de la embajada, se escuchan personas pidiendo auxilio y que se escuchan gritos de personas que se encuentran atrapadas", dijo Núñez a los periodistas en Santo Domingo.

Las comunicaciones con Haití quedaron cortadas casi por completo, lo que hacía imposible tener una información clara de los daños o víctimas, mientras las réplicas sísmicas seguían remeciendo un país donde la situación de pobreza es desesperada y donde muchos edificios son endebles. En muchos lugares no había suministro de electricidad.

Karel Zelenka, representante de los Servicios Católicos de Ayuda en Puerto Príncipe, dijo a algunos colegas estadounidenses, antes de que se perdiera el servicio telefónico, que "debe haber miles de personas muertas", de acuerdo con la vocera del grupo asistencial, Sara Fajardo.

"El informó que había un desastre y caos totales, que nubes gigantescas de polvo rodeaban a Puerto Príncipe", dijo Fajardo desde las oficinas de la organización en Maryland.

El terremoto tuvo una magnitud preliminar de 7,0. Ocurrió por la tarde y tuvo su epicentro unos 15 kilómetros (10 millas) al poniente de Puerto Príncipe, informó el servicio Geológico de Estados Unidos. El fenómeno ocurrió a una profundidad de 8 kilómetros (5 millas).

"Todos están totalmente aterrorizados y atónitos", dijo Henry Bahn, funcionario del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, quien visita el país caribeño. "El cielo se tornó gris por el polvo".

En República Dominicana, las autoridades informaron que el sismo no causó daños ni heridos.

"Afortunadamente no tenemos víctimas que lamentar, sentimos que no sea así en el hermano país de Haití", dijo el vocero Núñez.

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) emitió un alerta roja para 19 provincias dominicanas ante la posibilidad de un tsunami y llamó a la población a que mantuviera la calma.

Cientos de dominicanos, residentes en poblados costeros, se dirigieron a lugares más altos en prevención de la eventual entrada del mar a sus zonas en tierra.

Las operaciones del Metro de Santo Domingo fueron suspendidas y decenas de empresas despacharon a sus empleados a sus casas.

República Dominicana ,comparte con Haití la isla de La Española. En la capital y en otras ciudades, decenas de personas salieron nerviosas a las calles.

Bahn, el funcionario estadounidense, relató que numerosas viviendas en Haití, construidas sobre una barranca fueron arrasadas.

"Es ahora sólo un montón de muros derrumbados, escombros y alambres de púas", dijo.

Don Blakeman, analista del servicio Geológico en Golden, Colorado, dijo que Haití había sido ya sacudido por varias réplicas, las dos principales de magnitudes 5,9 y 5,5.

"Esperamos más réplicas porque este fue un terremoto poderoso a poca profundidad", dijo.

Otro analista del servicio Geológico, Dale Grant, dijo que éste fue "el terremoto más intenso registrado en esta zona". Añadió que el último terremoto de gran magnitud fue de 6,7, en 1984.

El embajador haitiano en Estados Unidos, Raymond Joseph, dijo desde su oficina en Washington que habló con el secretario de la presidencia de su país, Fritz Longchamp, quien le contó que "los edificios caen como naipes" cerca del palacio nacional donde reside el presidente Rene Preval. Añadió que no ha logrado comunicarse con Haití telefónicamente.

Felix Augustin, cónsul general de Haití en Nueva York, dijo que está preocupado por todas las personas en el país caribeño, incluidos sus propios familiares.

"La comunicación es absolutamente imposible", dijo. "He tratado de llamar a mi ministerio y no puedo... Esto es abrumador".

El Servicio Meteorológico de Estados Unidos emitió una advertencia tsunami para Haití, la República Dominicana y las Bahamas, aunque reconoció que los maremotos son poco frecuentes en la región.

En Cuba también se percibió el remezón y atemorizó a los pobladores del oriente de la isla.

"Se sintió más que fuerte, yo diría largo, nos dio tiempo de bajar (a la calle)", dijo a la AP monseñor Dionisio García, arzobispo de Santiago de Cuba, a 800 kilómetros de La Habana y uno de los puntos más cercanos a Haití.

Varias personas consultadas telefónicamente desde La Habana hasta la ciudad oriental reportaron haber percibido el sismo, pero todos aseguraron que no hubo daños materiales y tampoco la Defensa Civil dio instrucciones ante posible tsunami.

Alberto Ortiz, un empleado de un hotel santiaguero dijo que por lo pronto todo estaba tranquilo.

El Estado Mayor de la Defensa Civil informó que hasta la noche del martes no se había producido "sobreelevación del mar en ningún punto costero" de las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo.

La organización indicó que se mantiene "la vigilancia" ante el efecto "de posibles réplicas sobre el nivel del mar".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes