Fuerte sismo en Costa Rica deja al menos dos muertos

SAN JOSE (AFP). Dos niñas perdieron la vida en el terremoto de 6,2 grados en la escala de Richter que sacudió, hoy jueves, la zona central de Costa Rica, causando heridos y cuantiosos daños en viviendas e infraestructura, comprobó un periodista de la AFP.

Las menores, de siete y once años, murieron aplastadas por un desprendimiento de tierra en la carretera que lleva al pueblo Dulce Nombre de Poás, ubicado en el epicentro del sismo, situado a unos cuarenta kilómetros de San José.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) ha decretado alerta roja en la gran área metropolitana que comprende las provincias de San José, Cartago, Alajuela y Heredia, "donde se reportan daños importantes en la infraestructura, caminos, viviendas e inclusive algunas personas heridas y atrapadas en sus casas".

El epicentro del sismo, que se registró a las 13H19 locales (19H19 GMT), se situó a 30 kms de profundidad en las cercanías del volcán Poás, en el noreste de San José, y uno de los mayores atractivos turísticos de Costa Rica.

El sismo fue sentido en todo el país, informó el Observatorio Vulcanológico y Sismólógico de Costa Rica (OVSICORI), así como en el sur y centro de Nicaragua, según las autoridades de dicho país.

Además de cortes de electricidad y el colapso de las líneas de teléfonos celulares, se han reportado daños de diferente consideración en edificios y viviendas, donde se han registrado numerosas roturas de cristales, grietas y desprendimientos de cielorrasos.

"En edificios públicos, iglesias y bancos ha habido algunos daños y grietas, también en algunos caminos. Las zonas más afectadas son Alajuela y Heredia", vecinas a San José, indicó a la AFP el portavoz de la CNE, Reinaldo Carballo.

"Hubo cortes locales de energía y todavía se desconoce si las casas que han sufrido daños han quedado inhabilitadas", agregó. Los edificios públicos fueron evacuados, mientras la gente se precipitaba a la calle, presa del pánico por lo que se considera uno de los movimientos telúricos más fuertes que se recuerdan en el país.

Muchas personas, atrapadas en sus vehículos en las carreteras cortadas por grietas o desprendimientos, llamaron a los medios de comunicación locales para alertar de su situación.

Las autoridades advirtieron a los conductores del peligro de derrumbes sobre los caminos de las zonas montañosas, cuando se han registrado más de 200 réplicas, que siguen causando el pánico entre la población.

El aeropuerto internacional Juan Santamaría suspendió temporalmente todos sus vuelos por precaución, informó una portavoz de la terminal.

En la céntrica Plaza de la Cultura, en la capital costarricense, "la gente salió corriendo para todos lados", declaró a la AFP Carlos Sandí, quien caminaba por el lugar al momento del fuerte sismo.

Cuando llevaba unos 20 segundos y parecía que iba a terminar el sismo, vino un intenso remezón que llevó a mucha gente a salir a la calle para protegerse.

El agua de las piscinas se movió tanto que llegaron a desbordarse en algunos lugares, según testigos que dijeron que en 30 años no habían visto "nada igual".

El miércoles, también se registró otro sismo de 4 grados en la escala de Richter con epicentro también cerca del volcán Póas, sin que se reportaran daños ni víctimas. Al igual que el de este jueves, se debió a un "fallamiento local", según OVSICORI.

En Costa Rica, donde ha habido varios terremotos en el pasado, se registraron durante 2008 más de 4,700 sismos, de los cuales apenas 60 fueron sentidos por la población, según informes del Observatorio.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes