Fuerzas indias matan a los últimos atacantes islamistas

MUMBAI, India(AP). Una ofensiva terrorista de 60 horas que mató por lo menos a 195 personas en la capital financiera de la India concluyó el sábado cuando las fuerzas especiales mataron a los últimos tres asaltantes parapetados en un lujoso hotel que quedó envuelto en llamas.

Las autoridades registraron las habitaciones del establecimiento en busca de rehenes que pudieran haberse escondido en sus habitaciones y comenzaron a centrar su atención en los que idearon y financiaron el ataque, en el que murieron 18 extranjeros, seis de ellos estadounidenses.

Un grupo musulmán hasta ahora desconocido y cuyo nombre sugiere que fue formado dentro de la India, Deccan Muyaidín, se atribuyó el ataque, pero las autoridades indias dijeron que el único atacante sobreviviente procede de Pakistán y acusaron de los incidentes a la nación vecina rival.

Islamabad negó tener participación alguna y prometió colaborar con la investigación. Por otra parte, un equipo de agentes del FBI partió rumbo a la India para aportar asesoría.

Unas 295 personas resultaron heridas en la ofensiva terrorista, que comenzó cuando los islamistas fuertemente armados atacaron 10 lugares de Mumbai el miércoles por la noche. Por lo menos 20 soldados y policías figuran entre los muertos.

Las llamas envolvieron el hotel Taj Mahal, de 565 habitaciones, que ardió en una gran parte el sábado por la mañana. Las llamas envolvieron una esquina del hotel, de donde una columna de humo negro salía de las ventanas, en medio de un intenso tiroteo, horas después de que los comandos capturaron un centro judío en el que encontraron seis rehenes muertos.

"La operación del Taj ha concluido. Los últimos tres terroristas parapetados en ese establecimiento han sido abatidos", dijo a los periodistas J.K. Dutt, el director general de la unidad de comando de la Guardia Nacional Especial.

Posteriormente, una multitud enfervorizada rodeó seis autobuses que transportaban a los comandos, cansados y sin afeitar, a los que tendieron la mano y entregaron flores. Los comandos, vestidos con uniformes negros, dijeron que recibieron órdenes de no hablar de la operación, pero aclararon que no habían dormido desde que comenzaron los incidentes. Uno de ellos se sentó mientras bebía una botella de agua y sujetaba una rosa.

Tras el fin de la resistencia la atención se dirigió de la operación militar a conocer quién era el responsable de los ataques.

Los cadáveres del rabino neoyorquino Gavriel Noach Holtzberg y su esposa, Rivkah se encontraron en el centro judío. Su hijo Moshe, de dos años, fue rescatado por una empleada que escapó del edificio el jueves. Dos israelíes y un estadounidense murieron igualmente en el centro judío, dijo el rabino Zalman Schmotkin, vocero del movimiento Jabad Lubavitch, que opera la entidad.

En Jerusalén, el vocero de la cancillería Yigal Palmor dijo que ocho cadáveres fueron descubiertos en el centro judío y que las autoridades investigan la posibilidad de que haya un noveno.

El viernes, los comandos eliminaron a los dos últimos hombres armados dentro del lujoso hotel Oberoi, donde encontraron 24 cadáveres, informaron las autoridades. Decenas de personas, incluyendo un hombre que llevaba a un bebé y 20 tripulantes de una aerolínea, fueron evacuados del Oberoi horas antes.

Para el sábado por la mañana el número de muertos ascendía a 195, el ataque más mortífero en la India desde que los atentados dinamiteros de 1993 en Mumbai mataron a 257 personas. Empero, las autoridades creen que el número seguramente aumentará a medida que encuentran más cadáveres en los hoteles.

El sábado, las autoridades dijeron creen que 10 atacantes participaron en la operación. "Nueve fueron muertos y uno fue capturado, dijo a los periodistas el ministro jefe del estado de Maharashta, Vilasrao Deshmukh. "Le estamos interrogando".

El segundo de Deshmukh, R.R. Patil, dijo que el atacante es un paquistaní, Mohammad Ajmal Qasam.

Los atacantes tenían equipos de alta tecnología y utilizaron "GPS, teléfonos móviles y de vía satélite para comunicarse", afirmó Patil. "Se mantenían en comunicación constante con un país extranjero", agregó, pero no quiso dar más detalles.

Deshmukh dijo que los atacantes llegaron por mar.

El sábado, la armada india dijo que investiga la posibilidad de que un pesquero de arrastre encontrado a la deriva frente a la costa de Mumbai, con un cadáver maniatado a bordo, fue utilizado en el ataque.

El vocero de la armada, capitán Manohar Nambiar, dijo que el pesquero, llamado Kuber, fue encontrado el jueves y remolcado a Mumbai. Las autoridades creen que zarpó de un puerto en el vecino estado de Gujarat.

Las fuerzas de seguridad indias creen que muchos de los atacantes llegaron a la ciudad en un bote inflable de color amarillo y negro encontrado cerca del lugar de los ataques.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes